domingo, 30 de octubre de 2016

De primarias, nada

Quien piense en primarias en el PSOE, que se vaya olvidando

PSOE
Este es el mensaje que se está transmitiendo desde personas afines a la gestora del PSOE, es decir: Se convocará un Congreso, cuando los ánimos estén más calmados y, naturalmente, cuando se tenga la seguridad de ganarlo para las tesis de los nuevos dirigentes. Así que, se volverá a convocar un Congreso de delegados, quienes elegirán al nuevo/a Secretario/a General y la correspondiente Comisión Ejecutiva Federal. Todo según la tradición del PSOE, dicen.

La campaña emprendida por Pedro Sánchez, para que los militantes voten a su nuevo Secretario General, parece condenada al fracaso, a menos que se produzca una rebelión interna, extremo harto complicado a tenor del control draconiano que mantienen sobre los órganos de decisión.

Quieren tener todo atado y bien atado, para que no haya sorpresa en la elección. Lo que no deja de tener su razón, después de haber hecho lo que todo el mundo ha visto.

Cualquier camino de refundación o evolución, será cortado en seco. Como ya se empieza a vislumbrar en el horizonte, con sus medidas recientes.

Se propugna un PSOE fuertemente centralizado y conservador y eso va a ser porque creen que las viejas fórmulas son las que funcionan. Piensan que si así lo hicieron hasta ahora, ¿por qué no va a funcionar en el futuro?

No quieren reconocer que los tiempos han cambiado, que la sociedad española pide ya otro modelo de representación, creen que es una moda pasajera y como tal tratan de no seguirla.

Le tienen pánico a la democracia directa, por no garantizar que estos dirigentes sean los escogidos para dirigir el PSOE en un futuro próximo.

Luego, cosa más elemental que no arriesgarse.

domingo, 23 de octubre de 2016

La trampa saducea

Te puedes desprestigiar, para que después te rematen

PSOE
En el PSOE ha triunfado la tesis favorable a la abstención en el Congreso de los Diputados, para que Mariano Rajoy pueda formar gobierno, otra vez.

Dicen que lo hacen por responsabilidad hacia España, de los españoles nada dicen, yo lo que creo es que, a la vista del camino cuesta abajo que se encuentran ante la opinión pública, no quieren someterse a otras elecciones generales de muy incierto futuro. El destrozo podría ser mayor que los dos últimos.

A eso es lo que realmente se le tiene pavor. Lo de España y la responsabilidad propia, no deja de ser un cuento chino.

Lo que parece que no tienen en cuenta es: Mariano Rajoy será investido Presidente del Gobierno de España, con la abstención del PSOE y dentro de un año ante las previsibles dificultades para sacar adelante sus proyectos, se someterá a una moción de confianza que perderá, para a continuación convocar elecciones aduciendo la falta de colaboración de las otras fuerzas políticas.

¿Qué hará entonces el PSOE? Sin proyecto, sin unidad interna, sin líder creíble, sin prestigio, solo con las viejas glorias ansiosas por ocupar primer plano. Será barrido por la abstención y por otras formaciones que tengan la inteligencia de presentar un proyecto de cambio de políticas.

Los partidos políticos tienen que tener utilidad social, quien deja de tenerla y solo se preocupa de sus sillones y olvida su papel en la Sociedad, es condenado a la irrelevancia.

Ellos solos, con sus anteriores políticas, se han buscado la ruina. Cuando dejaron de representar los intereses de las clases populares españolas, para entregarse a políticas neo-liberales, cuando se han olvidado del pueblo para preocuparse más de su propio enriquecimiento personal, traicionando todo lo que el PSOE representaba ante los españoles, en fin, cuando se les cayó la careta socialista que mantenían pese a sus muchos errores, mucha gente se ha visto traicionada en lo más profundo.

Han abortado una corriente, en su seno, que quería renovar unas estructuras apolilladas, para retroceder en el tiempo y negar cualquier camino nuevo que diera al PSOE un impulso social en los momentos presentes y de cara a los próximos años, que se antojan muy difíciles.

Han vendido su ideología por un plato de lentejas.

Ahora, ¿qué esperanza de regeneración y cambio político nos queda?

martes, 18 de octubre de 2016

Abstención

Renuncia a hacer algo, especialmente a emitir el voto en una votación


PSOE
Después del golpe rastrero, ahora la venta de una ideología con la disculpa de la gobernabilidad de España.

Lo que parecería imposible hace pocos años, se ha producido. El PSOE avalando las políticas del P.P. renuncia a cualquier programa progresista y social, en los próximos años.

Todas las declaraciones de los miembros de la gestora y destacados representantes en su próximo Comité Federal, hacen previsible la posibilidad de pronunciarse por una abstención en una próxima votación, en el Congreso de los Diputados, para que Mariano Rajoy siga como Presidente del Gobierno de España.

Parece que, la traición a unos principios se hace visible en toda su crudeza.

Las políticas nefastas del P.P., con sus recortes salvajes y antisociales, reciben un respaldo implícito con esta abstención, traicionando las promesas electorales a sus votantes y militantes.

¿Qué clase de socialistas son estos?

Gente acomodaticia, que ha prosperado a la sombra, sin haber dado un palo al agua en toda su vida, trepando en las estructuras del partido a base de puñaladas y peloteo, medrando bajo la apariencia de una organización social, pero que en su funcionamiento se parece más a una mafia siciliana, en la que la corrupción campa a sus anchas. Por eso se han cargado a Pedro Sánchez, quería limpiar el PSOE de tanto mangante.

Lo quieren resolver a su manera, sin consulta a la militancia, sin Congreso Federal, sin Secretario General y sin vergüenza.

Y si esto se produce, ¿A quién van a pedir el voto en otras próximas elecciones?