martes, 22 de marzo de 2016

El hombre providencial IV

Las peleas internas en Podemos

Pablo Iglesias Turrión
En estos últimos días, hemos contemplado como salen a la luz las contradicciones y luchas por el poder en Podemos.

De anunciar un partido político de la transversalidad y la regeneración, la triste realidad, los presenta como unos demagogos escorados hacia el populismo más rancio.

Después de hacer un espectáculo, en sus intervenciones en el Congreso de los Diputados, donde lo único que han mostrado es una intransigencia total en perjuicio del acuerdo para formar gobierno, ahora nos muestran sus diferencias internas, más basadas en personalismos que en políticas.

Con la dimisión del Secretario de Organización de Madrid y nueve miembros de su Consejo, poniendo en cuestión la inacción de su Secretario General, Luís Alegre, se ha visualizado las profundas divisiones en su seno.

Con la destitución fulminante del Secretario de Organización de Podemos, Sergio Pascual, y la confirmación en el cargo de Luís Alegre, por parte de Pablo Iglesias, se ha querido dar muestras de autoridad y conseguir reducir las críticas internas a la mínima expresión.

Curiosamente, Sergio Pascual, fue la persona que siguiendo instrucciones de Pablo Iglesias, se encargó de desmantelar la organización de Podemos en Galicia contra la opinión del Secretario General de Podemos gallego, Breogán Riobóo, con el mismo sistema que aquel que se ensayó en Madrid. En este último caso, parece, que no se tenía la aquiescencia del líder supremo.

Motivo por el cual, al parecer, se le eliminó contra la opinión del segundo de a bordo, Iñigo Errejón, quien desde aquella guarda silencio, por tanto no se conoce su opinión sobre el rumbo que pueden tomar los acontecimientos.

Por Pablo Iglesias, se propone como nuevo Secretario de Organización de Podemos a Pablo Echenique y en los próximos días se hará oficial su nombramiento. Echenique, pasa de crítico con la política de Pablo Iglesias a colaborador necesario de sus instrucciones. Toda una muestra de su acatamiento al poder del hombre providencial.

Al mismo tiempo se ha producido, de cara a la galería dentro de las filas de Podemos, una reacción de cierre de filas alrededor de su líder. Lo que da una idea bastante clara del tipo de democracia interna que se practica en Podemos.

Naturalmente, ante semejante historia, se busca al enemigo en el exterior, acusando al PSOE y a la prensa de sus múltiples problemas. Que por previsible no deja de ser chocante, en un partido que venía a renovar las instituciones y cuyo único objetivo era el bien del pueblo.

Con salvadores así, no necesitamos redención alguna.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Anímate y expresa tu opinión:

Emoticones