viernes, 4 de marzo de 2016

El cambio imposible

El pragmatismo de unos y el inmovilismo de otros

Cambio
Los españoles, parece que estamos condenados a la sinrazón y la demagogia.

A lo largo de nuestra historia reciente, nos hemos encontrado con unas mayorías amplias, en el Congreso de los Diputados, que no hacían necesario el acuerdo y el consenso entre diversas fuerzas políticas, al objeto de formar gobierno.

Hoy, estamos en la situación contraria, se necesita el acuerdo de muchas fuerzas para poder variar las políticas que hasta ahora se han practicado.

Los intereses partidistas están haciendo que, en lugar de negociación política se haya establecido la confrontación política. Y, eso, es lo que menos necesitamos.

La negociación, no es rendición incondicional, es acercar posturas poniendo en común lo que une, en lugar de destacar lo que separa.

El PSOE, ha demostrado que siempre antepone los intereses generales a los suyos propios, es una de sus señas de identidad, precisamente su vocación de pacto hace que, muchos otros que viven en la confrontación intenten acusar a este partido de traición a sus principios.

Se le pide fidelidad a esos principios y no se dan cuenta que, precisamente, su utilidad social está en la permanente disposición en beneficio de la sociedad española. No es más fiel a unos principios quien impide avanzar, que quien se remanga y ayuda a tirar del carro.

Se intenta hacer creer que, desde el dogmatismo de unas ideas, se tiene que imponer las propias soluciones a toda la sociedad y que todos aquellos otros, son unos traidores a la causa.

¿Qué causa? ¿La de la utópica sociedad feliz? Da la impresión que estan en un juego de niños caprichosos, si no se hace lo que digo, me llevo la pelota y aquí nadie juega.

Lo que mucha gente recibió como un intento de regeneración política, se está convirtiendo en la peor pesadilla.

Desde la demagogia y la confrontación, no se ayuda a los españoles.

P.D./ AÑADIDO EL 06-03-2015: Interesante artículo de Manuel Vicent titulado: El cirujano, en El País.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Anímate y expresa tu opinión:

Emoticones