lunes, 15 de febrero de 2016

Simplismo político

Esto lo arreglamos nosotros en un plis, plas

Simplismo
¿Cuántas veces no habremos escuchado una frase parecida? Naturalmente, la gente es tonta, toda vez que teniendo la solución a múltiples problemas, al alcance de la mano, no lo hace.

Esto es un ejemplo más, del simplismo que se quiere aplicar a las diferentes encrucijadas que la Sociedad encuentra a lo largo del tiempo.

Ante cualquier contrariedad, toda vez que no tenemos certezas sobre todo, sale a relucir la solución mágica que, con una ocurrencia, intenta presentar como solución, lo que no deja de ser una majadería.

Hoy, como opinamos todos, de todo, sin tener idea de nada, pero no vaya a ser que se le cause un trauma a la criatura y hay que respetar todas la opiniones, ya no sabemos muy bien si las memeces son tal o si quien las dice es un genio oculto en un pozo de sabiduría.

En los últimos tiempos, han aparecido una serie de individuos que, utilizando el malestar de una amplia capa de la población, ante unas políticas nefastas del actual y pasados gobiernos, utilizan con gran habilidad, eso es de ley reconocerlo, ese descontento para pregonar hoy una cosa y mañana la contraria, adaptando el discurso, cada día, al viento que sople.

Ocultan su ideología, halagan demagógicamente a los que más sufren las consecuencias de la crisis, proponen soluciones sin cuantificar su coste, recortan a las pocas semanas de hacer una propuesta su contenido, en definitiva: Aprovechan el momento.

Tienen mucha prisa por tocar poder, utilizan la necesidad de las gentes de creer en la solución de sus problemas, pero hasta el día de hoy, todo es teoría, no se les conoce experiencia en la resolución de problema alguno.

Bueno, en realidad, tan solo estamos en el inicio de un experimento sociológico, para demostrar si la Sociedad es crédula y confía su gestión a personas que, disfrazan su forma de pensar, sin tener la valentía de hablar claro o por el contrario sabe analizar los argumentos y apuesta por un camino más realista.

Naturalmente, todo esto solo podría pasar en un país imaginario.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Anímate y expresa tu opinión:

Emoticones