martes, 23 de febrero de 2016

Persona non grata

Como se pueden cometer errores en política

Persona non grata
El Ayuntamiento de Pontevedra ha declarado persona non grata a Mariano Rajoy Brey, en el día de ayer.

La prórroga por 60 años más de la planta de ENCE en la ría de Pontevedra, concedida por el gobierno en funciones presidido por Rajoy, ha desencadenado, como respuesta, una manifestación ciudadana de protesta y el acuerdo municipal, antes comentado, declarando persona non grata a su presidente.

La figura de persona non grata, se utiliza en la diplomacia entre países para señalar a una persona que, por sus actividades en el país de residencia, se desea colocar fuera de las fronteras y, en la práctica, es una medida previa a su expulsión.

Utilizar esta figura en un ayuntamiento, para mí, equivale a considerar a esa persona como “indeseable en el municipio”.

Un ayuntamiento, representado por sus concejales, es el órgano de gobierno de la vida pública de los vecinos. Utilizar, de forma partidista, esa institución para ajustes de cuentas políticas, me parece un error grave.

Desde las instituciones públicas, no se puede, ni debe, atacar a las personas. Para ese fin no fueron creadas, pervertir su uso, no augura nada bueno para conseguir la buena vecindad.

Quienes lo hayan promovido y sumado a ello, aunque les parezca que han conseguido su objetivo, lo único que dejan demostrado es un afán de polarizar la vida municipal y de utilización de las instituciones para sus objetivos políticos menos dignos.

Que el PSdeG-PSOE se haya sumado, me indica que han perdido el norte y que dicho partido está equivocando el culo con las témporas.

Precisamente, ahora, que se está negociando un acuerdo de gobierno para España, vienen estos ignorantes de Pontevedra, para hacer ver que todavía falta mucho para que las estructuras del PSdeG-PSOE se actualicen y comprendan, de una vez, en qué mundo viven.

El respeto a las personas no es incompatible con la crítica a sus decisiones.

Se puede y se debe recurrir la concesión de 60 años a ENCE y ese es el camino, a la espera de que un nuevo gobierno lo pueda hacer, intentando asegurar el traslado de esa planta a otro lugar e implementar las medidas necesarias para limitar los efectos contaminantes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Anímate y expresa tu opinión:

Emoticones