domingo, 28 de febrero de 2016

El hombre providencial III

La ideología de unos, ¿puede servir a todos?

Pablo Iglesias Turrión
Estamos asistiendo a una negociación política para formar gobierno, que no es tal.

¿Pero no acaba de decir usted que estábamos asistiendo a una negociación política para formar gobierno? ¡A ver si se aclara! Me podrían decir ustedes.

Digo que no es tal, porque bajo la apariencia de una negociación, se ventilan otros problemas distintos a la formación de gobierno. Lo realmente importante es, quien lidera a la izquierda política.

En esa lucha política, se ha enzarzado Podemos que, espera rebasar al PSOE. Eso es lo verdaderamente importante para esa formación.

Podemos, lleva dos años escasos de vida pública, no tiene sindicato de trabajadores apoyándole, carece de arraigo social, tan solo se ha aprovechado de una situación de crisis económico-social para lanzar sus proclamas en defensa del español cabreado por tantos problemas que, de golpe, se vislumbraron en los últimos años, pero que estaban latentes en el ánimo de mucha gente.

Han sabido aprovechar el momento. Pero, y aquí viene el pero, ¿Quiénes son? ¿Qué pretenden? ¿Qué políticas propugnan? Y la más importante ¿Sus recetas valen para todos los españoles?

La escasa formación política de amplias capas de sociedad española (también sé que muchos negaran el aserto interior, pero por desgracia mucho me temo que es la triste realidad), hace que aparezca, otra vez, la famosa España del péndulo. Ahora con unos, mañana con los otros. Lo que denota una visceralidad total en la toma de decisiones, sin tener en cuenta ninguna otra circunstancia. Marca de la casa, dicen.

A Podemos no le interesa entrar en pactos de tipo alguno, no quieren descubrir su juego político. Su objetivo es el deterioro de la situación social, sin que ellos aparezcan como parte, para en el momento oportuno presentarse como salvadores sacrificados por el bien del pueblo. Para a continuación aplicar una receta que, ya no se esté en condiciones de rechazar, bien porque las otras fuerzas carezcan de apoyos o bien porque las soluciones aplicadas sean insuficientes para contentar a la masa social.

La ignorancia que el pueblo español tiene sobre Podemos es total, practican el populismo, dicen luchar por el pueblo, para el pueblo, pero sin el pueblo.

¿Qué se sabe de sus famosos círculos? ¿Cuántos son? De los afiliados ¿cuantos participan en sus decisiones? ¿Consultan a sus bases sobre sus decisiones? ¿Tienen democracia interna o solo lo aparentan?

Podemos es una incógnita por despejar.

Continuará...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Anímate y expresa tu opinión:

Emoticones