sábado, 13 de febrero de 2016

Corrupción política

Cuando no se sirve al interés público, sino al propio

Corrupción
La RAE, define así a la corrupción. Si en un sistema democrático, se introduce esta lacra, pervierte todo su funcionamiento.

La grandeza de una democracia, no es solo el nombramiento de los cargos públicos por medio de elecciones, lo que lo que hace grande, al sistema democrático, es el respeto a las normas establecidas.

La sociedad que se da, unas reglas de juego político para la regulación de la vida pública, no puede contemplar con indiferencia, como algunos se corrompen y corrompen las instituciones de todos, para utilizarlas en su propio beneficio.

En Norteamérica, después de su revolución que les dio la independencia de Inglaterra, en pleno siglo XVIII ya vieron el problema y, por eso, establecieron una separación efectiva de poderes para sus instituciones democráticas. Al mismo tiempo se crearon unos órganos de control, para evitar la tentación que la corrupción se estableciera en ellas.

Dichas medidas, las fueron adaptando en el tiempo a las nuevas circunstancias que, el devenir de las nuevas situaciones hacían necesario. Todavía así, este sistema tiene muchas lagunas, como para no tener en consideración la necesidad de establecer los puntos de control imprescindibles para su correcto funcionamiento.

Lo iluso es creer que el hombre es bueno y el elegido más, también tiene que saber que, va a estar sometido a control permanente en su gestión de los caudales públicos.

El saber conjugar controles y eficacia, dará la medida de la salud en la vida pública.

En la España actual, la percepción que, mucha gente tiene es de una total y absoluta permisividad, por parte de amplios sectores, sobre este tema.

Da la impresión que el robo de los dineros públicos, no tuviera consecuencias, a la hora de elegir a quien se vota. Cuando debería ser una condición “sine qua non” a la hora de otorgar la confianza política a un partido que quiere gobernar a la ciudadanía.

Creer que, todo son ataques políticos para sacar a los nuestros, hace que nos convirtamos en cómplices de este robo descarado.

La honradez en la gestión, es una condición imprescindible de todo gobernante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Anímate y expresa tu opinión:

Emoticones