miércoles, 13 de enero de 2016

El berrinche de Pablo Iglesias

Quiere culpar a otros de sus propios errores tácticos

Pablo Iglesias de Podemos
Hoy, con la constitución formal del Congreso de los diputados, Pablo Iglesias de Podemos ha efectuado dos (que yo sepa) intervenciones en sendas radios (las Cadenas SER y COPE), en las que expresó, de forma vehemente (por no decir airada), su enfado al acuerdo entre Ciudadanos y el PSOE para que Patxi López fuera elegido como Presidente del dicho Congreso de diputados.

Ha venido a decir que el PSOE se había aliado con la derecha y que era una vergüenza que tal cosa lo hubiera hecho (y no lo ha dicho una ni dos, lo ha repetido todo el tiempo).

Lo que no dice es que él, como representante de Podemos, había establecido una línea roja para negociar con el PSOE posibles futuros acuerdos de gobierno en España, puso como condición imprescindible que se tenía que convocar un referéndum consultivo en Cataluña sobre la posibilidad de una independencia, o no, de ese territorio español.

El PSOE quiere que dentro de una reforma constitucional se establezca un estado federal y, dentro de esa reforma, buscar el mejor encaje de las aspiraciones de los diferentes pueblos de España. Por tanto no está por la labor de convocar el citado referéndum.

Por otra parte, fruto de los compromisos electorales de Podemos con Mareas en Galicia, Compromís en Valencia y En Comú Podem de Cataluña, quería que las fuerzas políticas representadas en el Congreso autorizasen la constitución de cuatro grupos parlamentarios a estas formaciones (otra linea roja marcada por Podemos para sentarse a negociar la Mesa del Congreso) y como de acuerdo con el reglamento del Congreso tal cosa, hoy, no es posible, carga su rabieta hacia el PSOE, creyendo que así desgasta al Partido Socialista y se erige en campeón de la lucha contra la derecha.

La composición de la Mesa del Congreso ha quedado de la siguiente forma: Partido Popular 3, PSOE 2, Podemos 2, Ciudadanos 2.

El número de diputados de estas formaciones políticas en el Congreso son: Partido Popular 123, PSOE 90, Podemos 69 y Ciudadanos 40.

Como se puede comprobar la representación en la Mesa es bastante proporcional al número de diputados de cada formación política.

¿Qué pretende Pablo Iglesias?

A mi modo de ver, está apostando por un desgaste del PSOE (con declaraciones como las de hoy) intentando culpabilizarlo del fracaso de un proceso negociador para un posible gobierno de progreso (que todavía no había empezado) y que Podemos ya da por fracasado, acusando al PSOE de entregarse a la derecha política.

En política hablar, dialogar y acordar es la esencia del espíritu parlamentario y olvidar que el Partido Popular tiene la llave para cualquier reforma constitucional es propio de aquellos que equivocan realidad con ensoñación. Naturalmente siempre que no se apueste, como parece ser el caso, por una convocatoria inmediata de nuevas elecciones, en donde pretendería sacar rédito de declaraciones como las de hoy.

Es tan de manual y evidente que, repite el modelo de Lenin con los Mencheviques, pero se olvida que España no es la Rusia zarista, ni el PSOE chupa el dedo.

La estrategia de Podemos ya se conoce: Ocupar el espacio político del PSOE.

La táctica no puede ser más errónea.

1 comentario:

Anímate y expresa tu opinión:

Emoticones