martes, 26 de enero de 2016

Las formas en política

Como en cualquier otra actividad humana, son fundamentales

La puesta en escena, el pasado viernes, de Pablo Iglesias en su conferencia de prensa desde el Congreso de los diputados, fue lo más parecido a una afrenta al PSOE, antes que una invitación al diálogo para formar gobierno.

Así lo ha entendido la gran mayoría de las personas que, no están en la órbita de Podemos.

Si uno quiere llegar a acuerdos con otro, lo normal y más directo es hacérselo saber en persona, antes de utilizar al Rey y más tarde a la prensa, como altavoz de tus peticiones.

Con esa actitud y comportamiento, deja pocas oportunidades de llegar a un acuerdo negociado, más bien lo que parece es una prisa desmedida por aparecer como la fuerza política que protagoniza el cambio político.

Lo curioso de todo esto es: Que en pocos días han cambiado de táctica, varias veces, a saber.
Primero: No querían saber nada del PSOE (casta).
Segundo: No entrarían a formar gobierno con el PSOE.
Tercero: Tenían unas líneas rojas (referéndum en Cataluña y grupos parlamentarios).
Cuarto: Todo eso queda en suspenso si les dan los puestos en el gobierno.

En definitiva, no dan la impresión de querer negociar un gobierno de progreso para España, hacen una pantomima pública para intentar evitar que se les identifique como un grupo político que hará inevitable unas nuevas elecciones generales, pero con sus manifestaciones no dejan mucho margen de duda.

La soberbia de creerse imprescindible, le pasará factura.

Hará que se abran otras vías de solución, a la formación de gobierno, que hasta ahora se antojaban más difíciles.

Si tal cosa se produce, y se conforma un gobierno sin Podemos, dentro de cuatro años ¿Qué será de Podemos, una vez rota la novedad?

Ese es el riego de apostar en un órdago total. O con nosotros o elecciones.

Le puede salir el tiro por la culata.

miércoles, 20 de enero de 2016

La infinita estupidez de Roberto L. Blanco Valdés

Y no es un insulto, es una realidad

Roberto L. Blanco Valdés
Hoy, en su columna de opinión en La Voz de Galicia, Roberto L. Blanco Valdés, que titula: La infinita irresponsabilidad de Pedro Sánchez, y que ustedes pueden leer siguiendo el enlace, pone de chupa de dómine al Secretario General del PSOE.

Todo ello a propósito de su posibilidad de conformar un futuro gobierno en España, caso que Mariano Rajoy fracase en el intento de hacer lo propio.

Parte de sus propios prejuicios para ver como imposible que pueda gobernar, lo acusa de cometer infamia por facilitar que Izquierda Republicana de Cataluña constituya grupo parlamentario propio en el Senado (extremo que se ha producido, en casos similares, en anteriores legislaturas) y sentencia que el PSOE demostraría (caso de respaldar la formación de un gobierno progresista) su coma profundo.

Da por supuesto que: “Podemos no sería un socio leal, sino el más desleal que cabe imaginar”.

Y sigue con sus prejuicios, para afirmar que: “Sánchez es un verdadero irresponsable, al que le importa un pito su país, pues solo piensa en su futuro personal, pero ni es un tonto ni un ingenuo".

Y aquí es donde se retrata: ”Es solo un pobre hombre al que una conjunción de factores increíbles le ha facilitado la ocasión de ser expresidente (pues como presidente no tiene el más mínimo futuro) y que prefiere esa canonjía (coche, secretaria y sueldo de por vida) a volver al anonimato profesional más absoluto. Hay mucha gente como él (el resaltado en negrita es mío). Lo que es muy difícil de entender es que el PSOE vaya consentirle a salirse con la suya al precio de llevar al abismo a España entera”.

Se muestra tal como es, un acomplejado, que pese a ser Catedrático de Derecho Constitucional en la USC, nadie tiene en consideración.

De que vale ganar una oposición, si en realidad lo único que te reconoce es buena memoria, pero no dice nada de tu inteligencia.

El Sr. Blanco Valdés no presenta alternativa, tan solo con su exposición queda clara su idea: Más Partido Popular para España.

Bien, Sr. Blanco Valdés, ya nos ha dejado su infinita estupidez.

¿Tiene algo más?

miércoles, 13 de enero de 2016

El berrinche de Pablo Iglesias

Quiere culpar a otros de sus propios errores tácticos

Pablo Iglesias de Podemos
Hoy, con la constitución formal del Congreso de los diputados, Pablo Iglesias de Podemos ha efectuado dos (que yo sepa) intervenciones en sendas radios (las Cadenas SER y COPE), en las que expresó, de forma vehemente (por no decir airada), su enfado al acuerdo entre Ciudadanos y el PSOE para que Patxi López fuera elegido como Presidente del dicho Congreso de diputados.

Ha venido a decir que el PSOE se había aliado con la derecha y que era una vergüenza que tal cosa lo hubiera hecho (y no lo ha dicho una ni dos, lo ha repetido todo el tiempo).

Lo que no dice es que él, como representante de Podemos, había establecido una línea roja para negociar con el PSOE posibles futuros acuerdos de gobierno en España, puso como condición imprescindible que se tenía que convocar un referéndum consultivo en Cataluña sobre la posibilidad de una independencia, o no, de ese territorio español.

El PSOE quiere que dentro de una reforma constitucional se establezca un estado federal y, dentro de esa reforma, buscar el mejor encaje de las aspiraciones de los diferentes pueblos de España. Por tanto no está por la labor de convocar el citado referéndum.

Por otra parte, fruto de los compromisos electorales de Podemos con Mareas en Galicia, Compromís en Valencia y En Comú Podem de Cataluña, quería que las fuerzas políticas representadas en el Congreso autorizasen la constitución de cuatro grupos parlamentarios a estas formaciones (otra linea roja marcada por Podemos para sentarse a negociar la Mesa del Congreso) y como de acuerdo con el reglamento del Congreso tal cosa, hoy, no es posible, carga su rabieta hacia el PSOE, creyendo que así desgasta al Partido Socialista y se erige en campeón de la lucha contra la derecha.

La composición de la Mesa del Congreso ha quedado de la siguiente forma: Partido Popular 3, PSOE 2, Podemos 2, Ciudadanos 2.

El número de diputados de estas formaciones políticas en el Congreso son: Partido Popular 123, PSOE 90, Podemos 69 y Ciudadanos 40.

Como se puede comprobar la representación en la Mesa es bastante proporcional al número de diputados de cada formación política.

¿Qué pretende Pablo Iglesias?

A mi modo de ver, está apostando por un desgaste del PSOE (con declaraciones como las de hoy) intentando culpabilizarlo del fracaso de un proceso negociador para un posible gobierno de progreso (que todavía no había empezado) y que Podemos ya da por fracasado, acusando al PSOE de entregarse a la derecha política.

En política hablar, dialogar y acordar es la esencia del espíritu parlamentario y olvidar que el Partido Popular tiene la llave para cualquier reforma constitucional es propio de aquellos que equivocan realidad con ensoñación. Naturalmente siempre que no se apueste, como parece ser el caso, por una convocatoria inmediata de nuevas elecciones, en donde pretendería sacar rédito de declaraciones como las de hoy.

Es tan de manual y evidente que, repite el modelo de Lenin con los Mencheviques, pero se olvida que España no es la Rusia zarista, ni el PSOE chupa el dedo.

La estrategia de Podemos ya se conoce: Ocupar el espacio político del PSOE.

La táctica no puede ser más errónea.

jueves, 7 de enero de 2016

Ser socialista

Desde la igualdad, la solidaridad y la fraternidad


El Partido Socialista Obrero Español, no se entendería sin conocer a uno de sus fundadores: Pablo Iglesias Posse, ejemplo de decencia y honradez personal.

Hace, ya, muchos años que el PSOE perdió el norte, cuando de un partido de masas se quiso convertir en un partido de cuadros y de ahí vino su decadencia.

Pero, todavía, atesora en el corazón de muchos españoles la esperanza de su resurrección, cual Ave Fénix que resurge de sus cenizas.

Hoy, tiene una oportunidad histórica para volver a ser el partido socialista que España necesita, aquel que desea la igualdad entre todos, la solidaridad de la clase trabajadora y la fraternidad con todos los pueblos del Mundo.

Durante muchos años, demasiados diría yo, se ha dejado tentar por los cantos de sirena del mundo capitalista-liberal y ha quedado demostrado que ese mundo no es el suyo.

Intentar hacer creer que la diferencia de clases ha sido superada, es una enorme falacia del mundo actual, claro que existen clases sociales: Los ricos, muy ricos y los pobres, muy pobres.

Esta Sociedad, como está adormecida, no se entera que está al borde de una explosión social revolucionaria, cuando condena a una parte importante al subempleo, la explotación laboral y el salario ínfimo.

¿Qué más se necesita para que todo salte por los aires?

Si creen que, con los medios de propaganda del sistema (léase medios de información y comunicación), tienen controlado el cotarro, están muy equivocados.

Las ideas son muy poderosas y, ahora, es el momento de pasar a la acción con un gobierno de mayoría que impulse una nueva concepción de las relaciones laborales, una educación pública para todos, una sanidad pública generalizada, una política anti-corrupción eficaz y una nueva visión de España, más solidaria, por supuesto reconociendo la diversidad de pueblos que vivimos en el mismo territorio, cada uno con sus características identitarias; ya está bien de hacer el juego a esa derecha carpetovetónica que nos quiere uniformar.

La empresa es de tal envergadura que se necesita a todos, o todos nos salvamos o nos tendríamos que resignar a vivir como esclavos.

Yo, no me resigno.

La dignidad del PSOE

¡Por fin, algunos del Partido Socialista Obrero Español, apelan a su dignidad!

Información aparecida en la página web “alante” y que, por su indudable interés copio y pego (Espero que los titulares de dicha página entiendan y comprendan este proceder como excepciónal):

Pérez Tapias y otros dirigentes del PSOE instan a Sánchez a un pacto de izquierda en una carta abierta

PSOE
Diversos dirigentes del PSOE encabezados por José Antonio Pérez Tapias, excandidato a secretario general, han suscrito una carta abierta dirigida a Pedro Sánchez con el fin de instarle a lograr un pacto de izquierda. “El PSOE —reclama la misiva— tiene la responsabilidad de encauzar su acción hacia políticas transformadoras, de emancipación y solidaridad, contribuyendo desde su posición en la izquierda a articular su pluralidad y a reforzar sus potenciales de cambio”.

Por ello, los firmantes consideran “indispensable” un pacto de izquierdas que pongan en marcha “las políticas de reconstrucción social que nuestro país necesita”. Según se explica en la carta, “hay que aprovechar” las posibilidades de negociación que se abren con Podemos y el resto de fuerzas políticas. “Esa posibilidad hay que hacerla realidad, no resignándonos de antemano a unas elecciones anticipadas sin haberlo intentado”, se puede leer en la carta abierta.

A continuación, transcribimos la carta íntegra dirigida al secretario general del PSOE:

DEBEMOS LOGRAR UN PACTO DE IZQUIERDA
Estimado compañero Pedro:

Estamos de acuerdo en que el PSOE, tras las elecciones del pasado 20-D, pasa por un momento crucial. Sabemos que los resultados no fueron buenos para el partido, pero los 90 escaños conseguidos en el Congreso de los Diputados, que sitúan al Grupo Socialista como principal fuerza de izquierda en el Parlamento español, implican una posición que obliga a asumir con coherencia programática y coraje político lo que del PSOE esperan quienes han puesto en él su confianza.

En medio de la difícil situación de nuestra sociedad y de la estructura territorial del Estado español, de las decisiones que tomemos depende el futuro del socialismo democrático en nuestro país, y estamos convencidos que el futuro del país mismo. El PSOE, superando enfrentamientos estériles, tiene la responsabilidad de encauzar su acción hacia políticas transformadoras, de emancipación y solidaridad, contribuyendo desde su posición en la izquierda a articular su pluralidad y a reforzar sus potenciales de cambio. De no ser así, el PSOE podrá verse replegado sobre políticas alineadas con la derecha, sin ser capaz de ofrecer un proyecto de izquierda creíble, tanto para España como para Europa.

Tanto desde la Ejecutiva del partido, como desde su Comité Federal, se ha manifestado que el PSOE votará “no” a la investidura como presidente del Gobierno de cualquier candidato del Partido Popular. Reconociendo que el PP, con mayor número de escaños en el Congreso, tiene la obligación de intentar formar Gobierno, hay razones de peso para que el PSOE no apoye tal iniciativa, ni activamente con su voto, ni pasivamente mediante su abstención.

“Ha de plantearse (…) una consulta legal a la ciudadanía para el reconocimiento de la realidad nacional de Cataluña”

Como Secretario General del Partido, y refrendado por el Comité Federal, has manifestado tu voluntad de intentar un pacto para una mayoría parlamentaria que permita un gobierno de cambio, en caso de que no lo logre el candidato de la derecha. Un pacto de izquierdas es indispensable para las políticas de reconstrucción social que nuestro país necesita, desde la lucha contra el paro con nuevas políticas económicas hasta la defensa del Estado de bienestar, así como el logro de un renovado pacto constitucional, dada la crisis del Estado español.

Para los objetivos señalados están abiertas posibilidades de negociación con Podemos y otras fuerzas políticas que hay que aprovechar. Nos compromete a ello el defender los derechos civiles y sociales de ciudadanas y ciudadanos, la profundización en la democracia, la dignificación de la política erradicando la corrupción y la reforma del Estado de las autonomías para construir el Estado federal plurinacional que la realidad política de España exige. Es en el marco del debate sobre la ineludible reforma constitucional donde ha de plantearse el procedimiento adecuado, como puede ser una consulta legal a la ciudadanía, para el reconocimiento de la realidad nacional de Cataluña. Son tareas que las izquierdas deben acometer sin demora.

EL PSOE tiene la posibilidad de presentar, junto a otras fuerzas políticas, una alternativa a la derecha neoliberal y conservadora. Esa posibilidad hay que hacerla realidad, no resignándonos de antemano a unas elecciones anticipadas sin haberlo intentado. Los procesos internos de cara al próximo congreso ordinario del partido han de tener en cuenta, considerando lo que nuestros Estatutos señalan, la prioridad política de la búsqueda de ese pacto que aglutine aspiraciones de justicia social, igualdad y regeneración democrática, la cual tú, como secretario general y candidato a la presidencia del Gobierno, debes encabezar.

Saludos socialistas.

José A. Pérez Tapias, miembro del Comité Federal del PSOE
Andrés Perelló, miembro del Comité Federal del PSOE y de ES del PSPV-PSOE
Odón Elorza, diputado del PSE-PSOE
Esperança Esteve, ex-diputada del PSC
Manuel de la Rocha Rubí, ex-diputado del PSOE-M y miembro de Izquierda Socialista
Vicent Garcés, exeurodiputado, miembro de ES y del Comité Nacional del PSPV-PSOE
Maite Ibáñez, de la Coordinadora de ES y de la Ejecutiva de PSPV-PSOE de Valencia
Borja Suárez Corujo, militante del PSOE-M y miembro del colectivo Líneas Rojas

lunes, 4 de enero de 2016

Un blog sin ataduras

¿Podría decir lo mismo desde un periódico?

Blog o bitácora
Lo bueno de tener un blog propio, es que puedo decir, opinar y expresar todo aquello que yo, y solo yo quiero decir, sin ataduras.

Es lo que tiene la libertad de publicación, la puedes usar y disfrutar sin cortapisas de líneas editoriales, consejos de redacción e intereses diversos, sin olvidar a los inversores directos o indirectos (caso de la publicidad).

Como no me preocupa, ni poco ni mucho, la influencia que este blog pueda tener, tan solo, desde él, quiero decir en cada momento lo que me viene en gana, la libertad con la que publico mis posts, solo está condicionada por mi forma de pensar.

Y, eso, es lo más gratificante de todo.

sábado, 2 de enero de 2016

El PSOE y sus baronías

¿Quién manda en el Partido Socialista Obrero Español?

PSOE
Cuando, después de las elecciones generales del 20 de diciembre del 2015, Susana Díaz salió al ruedo mediático a manifestar que la dirección federal del PSOE, debería evitar “el aventurismo político”, el “oportunismo” y poniendo, ya, al PSOE en la oposición, dejó clara su desautorización para que el actual Secretario General, Pedro Sánchez, pudiera intentar acuerdos con otras fuerzas políticas para la formación de un gobierno alternativo al Partido Popular, caso que éste no lo pudiera hacer.

Una vez dicho, públicamente, no existe marcha atrás. Antes al contrario, exige (junto con otros, llamados barones por la prensa) en el Comité Federal que, para poder sentarse a negociar, la futura posibilidad de llegar a acuerdos con otros partidos, éstos deberían renunciar a la convocatoria de un referéndum consultivo en Cataluña.

De esta manera, se deja sin posibilidad de maniobra a la Dirección Federal del PSOE.

Se limita de entrada toda negociación, al abortar antes de sentarse a hablar de políticas, la propia idea de hacerlo.

Al mismo tiempo se solicita que el Congreso ordinario del PSOE se celebre en febrero (fecha que le corresponde según los estatutos del partido), sin atender a razones de que dicho Congreso tendría lugar mientras se negocia la composición del Gobierno de España.

Tienen mucha prisa por descabalgar a Pedro Sánchez. ¿Y eso por qué?

Pedro Sánchez, no está ligado a mafia alguna de las que existen en el Partido Socialista, no le debe el puesto a ningún padrino y se siente libre para renovar al PSOE, desde políticas anti-corrupción, que ponen nervioso a más de uno/a.

En realidad, quieren seguir en su estatus acomodaticio sin enterarse que los españoles han dicho que se tienen que cambiar las políticas económicas y sociales.

Creen que todo es una moda y corren el riesgo de convertirse, ellos mismos, en “vintage”.

Si se preocuparan más de los españoles, en lugar de mentar a España (cada dos por tres), tendría la sensación que les importamos algo. Si en lugar de la demagogia barata para fanáticos, se abordaran los verdaderos problemas de los deberes y derechos de los ciudadanos, empezaríamos a comprender que es lo que nos proponen.

Seguir así no es lo mejor para España (esto lo digo yo que, no soy nacionalista de color alguno).

Los barones, han hecho suya la estrategia de la derecha: Al grito de "España se rompe" de Aznar, se han congregado todos aquellos a los que primero avisó y luego hizo lo posible para que tal cosa ocurriera, con las políticas del Partido Popular (Mariano Rajoy solo ha sido un instrumento de esa política).

Acaso, ¿Cree alguien que el bloqueo del Estatuto catalán, la negación a dialogar un nuevo convenio económico, el boicot a los productos catalanes y los mensajes trasmitidos, son producto de la casualidad o simplemente a un plan elaborado para uniformar a los españoles de acuerdo a los preceptos del nacionalismo español, representado por el pensamiento único?

El dialogo ha estado proscrito, por eso estamos como estamos.

Los militantes y simpatizantes del PSOE, tienen un compromiso con esta realidad y deben solucionar esta crisis que ha saltado, a la luz pública, en el PSOE.

Ellos tienen la palabra.