martes, 22 de diciembre de 2015

El ruralismo del PSOE

¿Se está convirtiendo el PSOE en un partido ruralista?

Susana Díaz, presidenta de la Junta de Andalucía
El Partido Socialista Obrero Español, nacido y desarrollado en las zonas de la España industrial, hoy se encuentra circunscrito a la España rural. ¿Cómo ha ocurrido esto?

El PSOE, en sus estatutos es un partido político federal, eso quiere decir que se organiza y estructura en federaciones de los diferentes pueblos de España. Esa es la teoría, en la práctica es un partido jacobino, centralista.

Se está alejando de la plurinacional visión de España, que la izquierda socialista mantuvo durante muchos años (en la II República y en la oposición al Régimen franquista) y que en los pocos años de democracia (imperfecta) deriva en un discurso centralista y poco dado a reconocer la diversidad de este país.

Los resultados electorales de 2015 nos muestran un PSOE fuerte en Andalucía, Extremadura y Castilla La Mancha, pero muy débil en Madrid, Cataluña y País Vasco, lugares en los que se concentraba su, antes, electorado potencial.

Las políticas de subsidios en Andalucía, quizás, mantienen un electorado fiel, pese al escándalo de los ERES. En Extremadura, región poco industrializada y Castilla La Mancha, tres cuartos de lo mismo, se mantiene fuerte ante la derecha, con políticas parecidas.

Lo que de común tiene la política y el mensaje que se trasmite es: La unidad de España por encima de todo, o sea: Nacionalismo español.

Con la dirigente andaluza, Susana Díaz, puesta por Griñan (¡vaya mérito!), que se erige en "vigilante" de lo que debe hacer la dirección federal (en un claro intento de utilización de los votos obtenidos en Andalucía), usurpando las funciones del portavoz y Secretario General, Pedro Sánchez, el PSOE puede optar a mantener esta situación, pero nada más.

¿Qué ha sido del PSOE ilusionante? No existe ya.

¿Se puede recuperar? Solo escuchando y resolviendo las demandas sociales y atendiendo a las necesidades de los pueblos de España, puede enderezar el rumbo.

Zapatero, perdió una oportunidad histórica de hacer profundas reformas sociales y económicas, pero todo se le fue en fuegos de artificio, sin entrar en la realidad económica del país. Hoy lo estamos pagando, la derecha tiene menos escrúpulos y ha hecho lo contrario.

O se cambia el rumbo, o el PSOE acabará como un partido regionalista y ruralista, de ámbito andaluz, y poco más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Anímate y expresa tu opinión:

Emoticones