jueves, 8 de octubre de 2015

Las creencias

¿Tengo que respetar lo que la gente cree?

Las creencias
Más de una vez, me ha asaltado la duda de si debo respetar (que no compartir), las creencias que las personas tienen, tan solo guiadas por su educación, estatus, pertenencia a un grupo social, etc., pero que no están sustentadas en ningún elemento verificable de su veracidad.

Casi siempre que, se pone sobre la mesa algo que se debe asumir como cierto y tan solo está basado en las creencias particulares del afirmante, me quedo con las ganas de solicitar su demostración empírica. Supongo que eso es respeto a las creencias.

No obstante, cuando alguien manifiesta algo cuantificable y medible, muchas veces es rechazado por que contradice creencias muy arraigadas en sus oyentes.

Y ese terreno, de las creencias, como no tiene base sólida, solo se sustenta en lo que quiera creer cada uno, es tan difuso que no cabe tratarlo con lógica y razón.

Por ello, uno, se encuentra indefenso ante cualquier argumento de creyentes que basan sus afirmaciones en su fe sobre lo dicho. ¿Cómo rebatirlos?

Somos producto de siglos de adoctrinamiento, que naturalmente tuvo y tiene una finalidad, y han hecho del ser humano un peón en manos de quienes administran la doctrina.

El respeto pedido para las creencias de las personas, me parece de una ambigüedad calculada toda vez que no se ponen límites a ese respeto y nos podríamos encontrar con que se puede dar carta de naturaleza a los que creen que se puede proclamar la guerra en nombre de Dios, quemar en la hoguera a los no creen en ese mismo Dios o excomulgar a quienes no siguen la doctrina de Dios (hecha por los hombres).

En fin, cada día le tengo menos respeto a ese tipo de creyentes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Anímate y expresa tu opinión:

Emoticones