domingo, 9 de noviembre de 2014

La consulta catalana

Judicializar la política

Cuando desde la representación política se intenta invalidar una opción alternativa, llevándola ante los Tribunales de Justicia, es una confirmación de la negación del espíritu de la política parlamentaria.

Confundir “Golpe de Estado” con “Consulta popular”, es digno de un pensamiento inmovilista que considera de único valor colectivo lo que está escrito sobre aquello que se puede escribir.

Los asuntos de la política requieren de Política y Políticos (así con MAYÚSCULAS), no de papagayos que repiten la lección aprendida y carecen de inteligencia para aprovechar los conocimientos académicos y evolucionar por cuenta propia.

Una lástima.