miércoles, 6 de febrero de 2013

Seriedad

Dice la RAE: Serio - 4. adj. Real, verdadero y sincero, sin engaño o burla, doblez o disimulo.

Carlos Mantilla
Hoy he escuchado en la radio al Sr. Carlos Mantilla, exdiputado y exsenador gallego del PP, dice que se debería cambiar la ley de financiación a los partidos políticos, para autorizar la recepción de todos los donativos que las personas o empresas quisieran hacerles y así lo que ahora es ilegal, ya no lo sería.

Sí señor, a eso le llamo yo seriedad e incluso coherencia.

Es verdad, ¿qué es eso de perseguir a todos aquellos que entregan sus dineros de forma desinteresada y a los otros que los reciben para retornarlos a todos los españoles, afiliados a su partido y que pertenezcan a su comisión ejecutiva?

Lo que hay es mucha envidia y ponemos en cantares a quienes, pobres, se desvelan por gastar lo que les regalan en productos nacionales (casi siempre).

¿Qué culpa tiene una persona si los demás le quieren agasajar y beneficiar por ser un representante de los españoles o de un partido que dice nos representa? Más bien lo deberíamos tomar como un cumplido del aprecio que el pueblo demuestra a sus dirigentes. Debería ser un motivo de orgullo, otra cosa no la conciben.

La perversión de un sistema corrupto se ha instalado de tal manera en la conciencia colectiva que, tal parece, estamos anestesiados ante tamaña desvergüenza y provocación.

Cuando, en realidad, la cosa está a punto de explotar, solo falta la chispa en la mecha y, por lo visto, existen voluntarios para prenderla.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Anímate y expresa tu opinión:

Emoticones