jueves, 21 de febrero de 2013

Hipocresía social

Nada se arregla si no se quiere actuar

Hipocresía social
Vivimos en un país, España, que tiene grandes virtudes y, también, grandes defectos. Es obvio.

Actualmente nos encontramos en una grave crisis económica, social y política.

La primera está socavando la vida diaria de las personas, la segunda destruye las relaciones entre las mismas y la tercera nos escandaliza y desmoraliza.

Tal parece que no sabemos por dónde empezar.

Pero, ¿Queremos empezar a poner orden ante tanto caos?, ¿O tan solo estamos esperando a que escampe?

Me da la sensación, es una percepción, que no sabemos cómo meter mano ante tanto embrollo.

Unos porque no quieren, otros porque no pueden, aquellos porque no les dejan y muchos porque no se enteran de nada y, también, no quieren enterarse.

Casi todos están tan acostumbrados a que les solucionen las cosas, sin tener que posicionarse que, están desconcertados y no saben a qué carta quedarse.

Llevan tantos años mirando para otro lado, sin afrontar los problemas, haciéndose los locos que, esperan, poder seguir así.

Mire usted, yo de eso no entiendo, dicen. Así que mejor que lo arreglen ellos y todos tan contentos, piensan (Es un decir).

Tantos años dejándose mangonear que ya es tarde para analizar, discurrir y tomar decisiones.

Se dice una cosa y se hace otra, se prefiere la fe a la razón, en definitiva: Hipocresía, mucha hipocresía individual y en mayor medida social.

sábado, 9 de febrero de 2013

Claridad

La verdad, toda la verdad y nada más que la verdad

Claridad
¿Debe ser muy difícil enfrentarse a la verdad? En realidad, ¿qué es la verdad?

Dice la RAE: Verdad - 1. f. Conformidad de las cosas con el concepto que de ellas forma la mente. Y también le da otras acepciones.

Hoy, en España, lo que la Sociedad demanda al Partido Popular es que se esclarezca la verdad de lo sucedido en sus filas. Tan solo eso. Tampoco es tan difícil de cumplir y al mismo tiempo tan deseable para todos.

Dilatar las explicaciones, ocultar los hechos, mirar para otro lado, acusar a otros, no son más que maniobras de distracción sobre lo importante: El pueblo español merece todas las explicaciones sobre la actuación de aquellos en los que pone su confianza.

Considerar que, no existe la obligación de ofrecerlas, contradice la propia democracia. Queriendo mantener la apariencia formal, pero negando el espíritu del propio sistema democrático.

Y, aquí, reside el “quid” de la cuestión.

No vale servirse de un sistema, para pervertirlo, aprovecharse de él y utilizarlo para fines inconfesables.

Eso no es democracia, es una cabronada (Y ustedes perdónenme la expresión).

viernes, 8 de febrero de 2013

Mentiras en el Partido Popular

De la media-verdad a la mentira absoluta

Ana Mato
Estos días, la cúpula genovesa, anda muy atareada en disculpar a Ana Mato, Ministra de Sanidad, de sus relaciones peligrosas.

Hoy, La Voz de Galicia desmonta su argumentación: No es que el Juez la declarase inocente al no imputarla en la trama Gurtel, la verdad es que ordenó el archivo de las diligencias por comprobar que habían prescrito en el tiempo y ya nada podía hacer para encausarla.

Omitir este dato, por parte de la cúpula del Partido Popular, hace que sus declaraciones suenen a encubrimiento y complicidad.

Por otra parte, el mismo diario, nos dice que: Mariano Rajoy, estaba al tanto de las andanzas del Gerente del PP, Luís Bárcenas, y no obstante lo mantuvo en el cargo e incluso, más tarde, lo ascendió a Tesorero. ¿Por qué?

Cuanto más tarden en afrontar sus responsabilidades, más explicaciones tendrán que ofrecer.

El olor ya es nauseabundo.

jueves, 7 de febrero de 2013

Responsabilidad política

La realidad posee una fuerza que ninguna artimaña puede eludir por mucho tiempo

Carlos Floriano
Hoy, de nuevo, la Cadena SER nos ofrece una entrevista con un miembro del Partido Popular, el vicesecretario de organización del PP, Carlos Floriano, quien viene a decir que Ana Mato, Ministra de Sanidad, no tiene responsabilidad política alguna por lo sabido de gastos de viaje, fiestas de cumpleaños y demás regalos que, de la trama Gurtel, se ha beneficiado, achacando la responsabilidad a su exmarido, Jesús Sepúlveda, antiguo alcalde de Pozuelo de Alarcón que sigue en nómina del Partido Popular y, según reconoce, no sabe en verdad que tipo de trabajo realiza para el PP.

Todo ello lo hace dentro del ejercicio de transparencia que el Partido Popular está efectuando ante la Sociedad, dice.

No sabía si reír o llorar, así que me puse a escribir y dejarles a ustedes unos textos para su entretenimiento:

Entrevista con Floriano en Cadena Ser.

Responsabilidad política en Wikipedia.

Responsabilidad política en EUMED.

Responsabilidad política en liberlex (PDF).

Democracia real ya.

Si tiene tiempo y ganas, échele una visual.

miércoles, 6 de febrero de 2013

Seriedad

Dice la RAE: Serio - 4. adj. Real, verdadero y sincero, sin engaño o burla, doblez o disimulo.

Carlos Mantilla
Hoy he escuchado en la radio al Sr. Carlos Mantilla, exdiputado y exsenador gallego del PP, dice que se debería cambiar la ley de financiación a los partidos políticos, para autorizar la recepción de todos los donativos que las personas o empresas quisieran hacerles y así lo que ahora es ilegal, ya no lo sería.

Sí señor, a eso le llamo yo seriedad e incluso coherencia.

Es verdad, ¿qué es eso de perseguir a todos aquellos que entregan sus dineros de forma desinteresada y a los otros que los reciben para retornarlos a todos los españoles, afiliados a su partido y que pertenezcan a su comisión ejecutiva?

Lo que hay es mucha envidia y ponemos en cantares a quienes, pobres, se desvelan por gastar lo que les regalan en productos nacionales (casi siempre).

¿Qué culpa tiene una persona si los demás le quieren agasajar y beneficiar por ser un representante de los españoles o de un partido que dice nos representa? Más bien lo deberíamos tomar como un cumplido del aprecio que el pueblo demuestra a sus dirigentes. Debería ser un motivo de orgullo, otra cosa no la conciben.

La perversión de un sistema corrupto se ha instalado de tal manera en la conciencia colectiva que, tal parece, estamos anestesiados ante tamaña desvergüenza y provocación.

Cuando, en realidad, la cosa está a punto de explotar, solo falta la chispa en la mecha y, por lo visto, existen voluntarios para prenderla.


lunes, 4 de febrero de 2013

De aquellos polvos, vienen estos lodos

Para comprender la realidad es necesario conocer la historia

Corrupción
Hoy, España y los españoles se encuentran en un momento crucial para su devenir como espacio de convivencia y como pueblo que debe ser dueño de su destino. Y tiene que tomar decisiones urgentes sobre ello. Ya no se pueden dilatar las soluciones.

Intentaré explicarme dando un pequeño recorrido a nuestra historia reciente:

Se inicia el siglo XX con las consecuencias de la pérdida de las últimas colonias españolas y los efectos que sobre la España (metrópoli) se producen. Todos los problemas ocultos sobre la organización territorial, sobre la economía, sobre la distribución de la tierra, sobre la educación del pueblo, etc., afloran en toda su crudeza.

Éramos un país agrario, sin industrias, con grades latifundios improductivos, elevada tasa de analfabetismo, sin fuentes de energía, escasa investigación y menor productividad.

Ante este panorama, las tensiones sociales no hicieron más que crecer por los impedimentos que se pusieron al cambio de estructuras para la modernización del país y la incapacidad de las clases dirigentes para dar solución a los graves problemas que en lugar de afrontar, se pretendían dilatar.

En los años veinte y treinta los movimientos sociales ya habían comprendido que con el régimen monárquico, pocas esperanzas de desarrollo se podrían dar. Y, como una ola, la vía republicana fue tomando fuerza y concitó la esperanza de los sectores reformadores e ilustrados de la sociedad, para lograr elevar el nivel cultural de la población, cambiar las relaciones de las distintas clases sociales al objeto de conseguir un mejor reparto de la riqueza y ganar en justicia social.

Con la proclamación de la II República Española el 14 de abril de 1931, en España se inició una nueva era.

sábado, 2 de febrero de 2013

El Partido Popular en la picota

La mujer del Cesar, aparte de honrada, tiene que parecerlo

Mariano Rajoy
Las explicaciones que ha ofrecido el Sr. Rajoy, en su comparecencia ante el Comité Ejecutivo de su partido (el Partido Popular), no han sido tal. No ha explicado nada, tan solo hizo una declaración de propia honradez en la que se puede confiar o no, pero no ha aportado dato alguno que lo confirme.

Se esperaba mucho de esta comparecencia y, también, mucho ha defraudado.

Que el Presidente del Partido Popular, no se entere de lo que hace el Tesorero de ese mismo partido, nombrado por él, que tampoco se entere de los dineros que fluyen a su partido de las donaciones de terceras personas, ni conozca que pasa a su alrededor en el manejo de los fondos que utilizan para financiar campañas electorales, sobresueldos, etc., no se lo cree “ni el Tato” (Rajoy dixit).

Para su desgracia, las informaciones publicadas sobre la financiación irregular de su partido van ganando solidez, ante las contradicciones de los miembros del Partido Popular, y veracidad ante la defensa numantina de este partido que, acusa al mensajero y se enroca en un victimismo infantil e irresponsable.

¡Sr. Rajoy tiene un problema! Ya no vale con callar y esperar que el tiempo lo pudra. Es tarde.

España y los españoles se merecen una explicación veraz y las correspondientes dimisiones.