domingo, 19 de febrero de 2012

Reforma laboral del Partido Popular

Cambiar el modelo de dialogo vigente, por otro de imposición

Manifestación contra la reforma laboral en Madrid.(El País 19-2-2012)

Hoy, miles de personas han salido a la calle a expresar su rechazo a la reforma laboral que el gobierno del Partido Popular quiere imponer a todos los españoles.

Se quiere aprovechar la crisis económica para retrotraer los derechos de los trabajadores a una situación similar a la que padecían a principios del siglo XX.

Esta derecha retrógrada que en España gobierna nos cuenta la siguiente milonga:

Como queremos crear empleo, primero tenemos que garantizar a los empresarios la posibilidad de crearlos, para ello ustedes (los trabajadores) deberán renunciar a sus conquistas sociales y ponerse a disposición de la voluntad de los mismos, quienes de esta manera van a empezar a contratar de forma inmediata.

Naturalmente en un país poco industrializado, poco exportador y dependiente de las fuentes de energía, que a lo largo de su reciente historia no ha visto otra cosa que a sus llamados empresarios dedicarse a la especulación más absoluta, sin la menor vergüenza ni bochorno. ¿Quién puede confiar en que ahora lo hagan?

¿Qué clase de empresarios tenemos en España?

Yo les llamaría especuladores, de empresarios solo tienen una sociedad a la que llaman empresa.

Hemos visto en los últimos veinte años tal cantidad de operaciones financieras especulativas que, lo más indignante es que todavía la gente trague con esta verborrea falsa.

Intentar hacer una reforma laboral contra la fuerza de trabajo, sostén de todo el proceso productivo, favoreciendo la aparición de más especulación a cuenta del sudor de los de siempre, es una canallada digna de unos cretinos mentirosos e irresponsables.

Y mientras, el sistema financiero en la ruina más absoluta, por su apuesta clara al apoyar este sistema especulativo que, ha enriquecido a mucha gente sin trabajo productivo.

Ahora pretenden que la receta la pague Juan Pueblo y los especuladores se vayan de rositas, para que mañana nos repitan la jugada.

Mientras no se cambie la mentalidad de los llamados empresarios, de la especulación al trabajo productivo y tangible, poco se podrá hacer para convertirnos en un país serio y productivo.

La burbuja inmobiliaria nos debería hacer ver que, es necesario un cambio profundo de modelo económico y fomentar la aparición de industrias de productos tangibles, elevando la competencia profesional, con más educación, formación e investigación.

Seguir diciendo que las rigideces laborales son las causas del elevado desempleo es negar la evidencia. Las empresas no tienen dinero para contratar porque la banca no facilita crédito y el crédito es la madre del cordero de todo el funcionamiento económico.

¡Ya esta bien de falacias y mentiras interesadas!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Anímate y expresa tu opinión:

Emoticones