martes, 3 de enero de 2012

Laguna de Valdoviño

Cuando invadimos la Naturaleza

Laguna de ValdoviñoDesde mediados de los años 50 del siglo XX conozco la Laguna de Valdoviño.

Y digo conozco, porque he pateado sus márgenes, navegado en su aguas y pescado sus ricas anguilas. Estuve, incluso, en casa del Maroto, una persona que vivía en una casa a la ribera de la laguna, que con sus crecidas regulares le inundaba su humilde morada en medio de los cañaverales, pero que le permitía vivir de la pesca. (Decían que este señor era un represaliado del régimen franquista y que antes había sido maestro de escuela en Valencia).

Valdoviño, que se encuentra cerca de Ferrol, ha sido durante muchos años destino veraniego del proletariado ferrolano. La Empresa Nacional Bazán tenía unos autobuses especiales para transportar, de Ferrol a Valdoviño (y viceversa), a sus trabajadores en época estival, al objeto de que pudieran disfrutar de su hermosa playa y espectacular entorno.

La laguna quedaba aislada del bullicio veraniego por encontrarse rodeada de vegetación y sin accesos, lo que le permitió, hasta hace pocos años, mantener su singularidad (como ya comenté en otra entrada de este blog), pero como la voracidad del ser humano moderno no tiene freno (ni quien se lo ponga, más bien al contrario) a mediados de los años 60 se empezaron a construir una serie de chabolas veraniegas, justo al lado del canal de desagüe de la laguna al Océano, vamos en terreno público, que pronto dio lugar a un poblado de barracas de materiales diversos. Tal fue el atentado ecológico que se tuvo que tomar la decisión de prohibir su uso, para a continuación proceder al derribo de todas y cada una, devolviendo al lugar su aspecto anterior.

Bueno anterior, no. Se construyó una carretera por su vertiente este que, se continuó con un paseo marítimo hacia la playa. Y naturalmente al lado de una carretera, alguien quiere construir una casa. Pero ya la carretera quedaba anegada de cuando en cuando, impidiendo el paso de los vehículos, como para autorizar la construcción de viviendas en este entorno. ¡Un disparate!

Ahora vemos las consecuencias, casas anegadas, viviendas aisladas, protestas de los propietarios hacia las autoridades que no quieren vaciar la laguna para bajar el nivel de las aguas, y encierros en el Ayuntamiento de Valdoviño.

Cuando lo que verdaderamente procede es que apliquen a estas viviendas la misma receta que a las chabolas.

Política de hechos consumados. ¡Qué desgracia la corrupción!

Añadido el 24-01-2012: Parece que la Xunta de Galicia, también, estima que muchas de las edificaciones han sido construidas de forma irregular, según La Voz de Galicia de hoy.


Añadido el 06-01-2014: Este año la situación se ha vuelto a repetir, según La Voz de Galicia de hoy y mucho me temo que en años posteriores seguirá la situación de forma similar. "ERA VISTO"

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Anímate y expresa tu opinión:

Emoticones