sábado, 25 de diciembre de 2010

Pornografía infantil, leitmotiv

Al final, todo tiene un porqué

Cartel de la campaña anunciando a los promotoresHace un tiempo, unos dos años, me llamó la atención el anuncio de una campaña, que se pretendía iniciar en Internet, contra la pornografía infantil.

En un primer momento, mi instinto, experiencia, conocimiento del ser humano y posiblemente mi desconfianza, cautelar, hacia los rasgos de generosidad sobre lo evidente, me hicieron poner en guardia ante lo que se exponía como la actitud de buen rollo de dos bitácoras (una ya se ha descolgado), ante una obscenidad en Internet, como es la pornografía. Lo de infantil, añade delito al asunto.

Naturalmente, quise saber quienes eran las personas –siempre existen personas detrás de cualquier iniciativa- (y esto lo hago constar por que tal parece que las ideas surgen por generación espontánea, cuando la realidad es que tienen padre y madre), que habían pergeñado la campaña.

No solo eso, si, es mi problema, me hago tal cantidad de preguntas que, a la mayoría de la gente (por lo visto) abruma, así que, perdóneme usted, pero cada uno, es como es.