miércoles, 17 de diciembre de 2008

Trascendencia

¡Cuantos crímenes se cometen en su nombre!

¿Trascendencia o humanidad?El hombre, cuando empezó a tener conciencia de si mismo, inmediatamente se hizo las consabidas preguntas: ¿Quién soy?; ¿De donde vengo?; ¿A dónde voy?

Y rápidamente, alguien, encontró la respuesta al caso: Eres hijo de Dios, él te ha creado y harás su voluntad.

Genial, todo explicado, con lo que se podía dedicar a la conquista de este Mundo, sin mayores preocupaciones.

A medida que fue conociendo mejor su medio, empezó a sacar conclusiones que entraban en contradicción con bases tan arraigadas. Había dejado de pertenecer a un tipo de vida, en la que la leyenda, la superstición, la ignorancia y la superchería, habían reinado. Ahora, tenía conocimientos científicos, había estudiado en libros los pensamientos e ideas de otros anteriores, sabía de nuevos sistemas tecnológicos, en definitiva, había adquirido madurez intelectual.

Pero la vieja concepción del Mundo, se resiste a evolucionar. ¿Por qué?

Se han creado demasiados intereses, mundanos, entre las castas dirigentes a las que la vieja teoría les va como anillo al dedo, para mantener su poder y control sobre amplias capas de la población. El miedo a lo desconocido es un poderoso argumento.

Mucha gente considera que, el temor de Dios, es él que contuvo al hombre contra el propio hombre. Que gracias a las leyes morales, impartidas por las religiones, hemos llegado hasta aquí. Es posible, algo de razón tienen quienes tal cosa afirman. Pero y a partir de aquí, ¿qué?

¿No es posible otro Mundo, sin el temor a Dios?; ¿No le llega al hombre su propia humanidad, para hacer ese Mundo?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Anímate y expresa tu opinión:

Emoticones