sábado, 13 de diciembre de 2008

Colegios

¿Son mejores los más caros?

Familia ObamaEstos días nos dice la prensa que, la Casa Blanca ha denegado al presidente electo Barack Hussein Obama Jr. la posibilidad de instalarse, antes de los cinco días acostumbrados a su juramento el 20-01-2009, en la residencia para huéspedes, Blair House, del complejo institucional de la Presidencia.

La razón aducida por  Obama, es la necesidad de trasladarse a Washington desde Chicago para que sus dos hijas, Malia y Sasha, pudieran reiniciar el curso escolar el próximo 5 de enero con sus nuevos condiscípulos. Al parecer, el colegio de destino le costará al futuro Presidente unos 30.000,- Dólares USA anuales, por cada hija.

Hoy he leído en el diario Público.es un comentario de una señora, toda vez que firma como Marina, que entre otras cosas dice: “Yo envié a mi hijo al mejor Colegio de la ciudad en la que me encontraba en ese momento, que resulta que es uno de los dos o tres mejores del país y no voto a la derecha ni amarrada.” (sic)

Y en ese momento me hice la pregunta, en dos: ¿Qué parámetros tiene en cuenta esta señora para señalar como el mejor colegio de su ciudad?, ¿Y para ser uno de los tres mejores del país?

Considero, es una opinión arriesgada toda vez que no tengo más elementos de juicio que esta frase, que lo hace en función del precio que le costó el dicho colegio.

Es una percepción personal, pero que a lo largo de mi vida la he escuchado en más de una ocasión, y  siempre me suscita la misma reacción: Si en los Institutos de Enseñanza Media de este país, imparten sus clases personas que han demostrado sus conocimientos en oposiciones nada fáciles, en contraposición con los profesores de los colegios privados, cuyos méritos se basan en el haber sido contratados en función de su sintonía con el ideario del centro escolar, no entiendo muy bien por qué la consideración general se inclina por estos últimos en lugar de los primeros.

¿No estaremos confundiendo valor con precio?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Anímate y expresa tu opinión:

Emoticones