jueves, 16 de octubre de 2008

Fariseos

Cuando nos regañan por no ser más valientes

FariseosCiertos y conocidos periodistas, están trasladando la responsabilidad de la actual crisis financiera y algo más, a la sociedad civil por no ser más beligerante en la defensa de no se sabe muy bien qué.

Se solicita del ciudadano de a pie que, se juegue la cara por un ideal social que estaba en trance de desaparición, el Estado de bienestar, una vez que “el mercado” había sustituido a todos los ideales de justicia y libertad, que anteriores generaciones habían mantenido contra viento y marea.

A partir de los años ochenta del siglo XX, los neo-conservadores (“neocon”),  se instalaron en las esferas de los poderes económico, político y periodístico, y desde estas plataformas no han parado de corromper un sistema de convivencia que había llevado mucho esfuerzo, renuncias y no pocas lágrimas, construir.

Ahora, estos desmemoriados y parte de ese engranaje, nos regañan por no haber sabido defender lo nuestro.

Lo que no dicen, es que muchas personas han sido represaliadas y expulsadas del mercado de trabajo, por intentar defender aquel ideal, oponiéndose a las medidas privatizadoras y globalizadoras, que solo beneficiaba a una minoría enriquecida, les llaman élites, y de cuyos resultados estamos sufriendo las consecuencias.

Lo que ha quedado meridianamente claro, es que ese modelo ha fracasado. Hoy todo el Mundo vuelve sus ojos al Estado, para que salve lo que la globalización y la privatización ha destruido, eso si, con pingüe beneficio.

El nuevo modelo, sobre todo económico, que alumbrará esta crisis, no puede ser de índole economicista, tiene que contemplar al ser humano en su integridad.

La libre empresa debe ser garantizada, pero el Estado (o sea, La Sociedad) debe controlar al mercado, que se ha demostrado incapaz de regularse.

Necesitamos, más que nunca, la Política, social por supuesto.

ACTUALIZACION EL 16-11-2008:

En la bitácora Im-Pulso, han demostrado que no merecen estar incluidos en la categoría de los fariseos. Me encanta rectificar mi anterior apreciación, y gracias a su autor por la valentía que ha demostrado en tiempos tan turbulentos.

1 comentario:

  1. En la palabra «desmemoriados» está la clave, y lo seguirá estando dentro de unos años, cuando todo siga igual.

    ResponderEliminar

Anímate y expresa tu opinión:

Emoticones