viernes, 14 de diciembre de 2007

La ironía

¿Por qué cuesta tanto trabajo captarla?

Juan Cruz, periodista y escritor españolUn reciente artículo de Juan Cruz, “Hacia el Alto Aragón”, ha dado pie a que en su blog, los comentaristas, no todos a Dios gracias, se hayan enzarzado, a propósito de una referencia a la voz de Iñaki Gabilondo (en contraposición con la de Juan), en una serie de notas y lamentos sobre la acidez y mal gusto del autor.

Cuando en realidad, para quien sepa leer, solo hay ironía, mezclada con un no disimulado reconocimiento.

Hoy lo ha tenido que explicar, “Rivas y Gabilondo”, a la vista de la poca comprensión de ciertos lectores.

Me alegra que introduzca a Manuel Rivas, un gran irónico (como buen gallego), en el artículo, porque es un escritor perfecto para ironizar sobre la vida.

Así define la RAE a la ironía, me quedo con su tercera acepción.

Solo las mentes abiertas, acostumbradas a la conversación y a la lectura, la captan, las otras, cuando no se la toman como ofensa, se sienten insultados en su inteligencia, lo que dice bastante de ella, muestran su desagrado con gestos faciales e incluso escriben en los comentarios quejas muy pomposas.

Posiblemente es debido a que, muchas personas, leen e interpretan lo escrito de manera literal y no cuentan con la imaginación del escritor, tal vez porque ellas no la tienen.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Anímate y expresa tu opinión:

Emoticones