lunes, 1 de octubre de 2007

Cenizas

Polvo eres y en polvo te convertirás

Urna cinerariaNo sé si os pasa, pero yo nunca logro evitar que los restos de ceniza manchen la madera del mueble del comedor.

Y cada vez que ocurre, me acuerdo de lo que contaba mi abuela:

La hija de un español, cuando vivía en México, adoptó la costumbre de mascar tierra, copiando de otros chiquillos del país.

Cuando el padre regresó a España, el Cónsul francés en Veracruz le confió las cenizas de una persona para su traslado a Francia.

La niña, en aquel trasatlántico, sin nada que llevarse a la boca, dio buena cuenta de la tierra de aquella urna.

Enterado el padre, exclamó:

¡Hija mía, te has comido a un francés!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Anímate y expresa tu opinión:

Emoticones