sábado, 26 de mayo de 2007

Día de reflexión

Hoy tengo que reflexionar, a mi pesar

UrnaLa verdad, sobre el aspecto que hoy toca, a quien voy a votar mañana en las Elecciones Municipales, creo que mi reflexión ya está suficientemente motivada, para que a última hora me entren dudas, de interés o de conciencia, sobre a quien le daré mi voto.

Tengo muy claro que la crispación no me gusta, la mentira, menos, y la estupidez se la dejo a los que la practican.

Naturalmente que votaré y no en blanco, precisamente. Es una costumbre que, en mí, ya se ha hecho tradición. Considero que es mi deber como ciudadano, acudir a la urna y depositar un voto para la opción política que me interesa más y eso, mi interés, tiene que conjugarse con el interés de todos y cada uno de mis semejantes.

Dicen que unos votan con el bolsillo, otros con la cabeza, aquellos con el estómago y los de más allá con el corazón, en fin que hay múltiples motivos para votar e incluso para no hacerlo.

El problema de reflexionar, es que te puedes quedar reflexionando y te guste tanto que pase el día de las elecciones y sigas reflexionando si merece la pena o a quien le das tu voto.

Así que ya sabes, reflexiona y después actúa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Anímate y expresa tu opinión:

Emoticones