lunes, 15 de enero de 2007

Perjumenes

Algo huele a podrido, en este País

Algo huele a podrido en ....

Uno en su inocencia (es un decir), creía que ya había escuchado sandeces de todo tipo, pero la actualidad me ha devuelto a la realidad (la inocencia, a mi edad, ya es estupidez).

Mariano Rajoy, en el Congreso de los Diputados, hoy, ha dicho semejante cosa que, uno en su estupidez, ya no sabe muy bien si lo ha oído o solamente lo ha escuchado, que para algunos puede ser lo mismo, pero para mis orejas, no.

Cada día que pasa (lo días tienen esa constancia caprichosa, pasan uno detrás de otro), me asombra (si tal palabra tiene a estas alturas significado alguno), la capacidad que tenemos los españoles (si, hombre si, esos que vivimos en España) de joder al vecino a nuestra costa.

¡Me cago en todos tus muertos!, que en realidad quiere decir: “Me cisco en nosotros mismos”.

Es que, ¡España y yo somos así, señora!

Y así nos va.

sábado, 13 de enero de 2007

Don Victorino

Absoluto

Literatura EspañolaDe esta palabra no tengo recuerdos claros, ni oscuros, esta es la verdad. Siempre he navegado en la mayor de las incertezas.

Lo que si recuerdo es a mi profesor de Literatura Española en el Instituto “Concepción Arenal”, D. Victorino, hijo de Salamanca que ejercía su magisterio en Ferrol, cuando él lo que quería era ser Catedrático en su ciudad. Era un hombre pulcro, bastante afectado y siempre vestía traje de chaqueta, tendría unos seis o siete, entre el negro y el gris, curiosamente todos iguales en su corte, se conoce que D. Victorino tenía un sastre de imaginación limitada, o bien D. Victorino era un ordenancista chapado a la antigua. Yo me inclino por esto último.

Bovino, es decir Bovino, la B pronúnciese “be” y la V como “ufe”.

¡Chico, no sea usted bovino!, era su expresión favorita, cuando algún chaval confundía un soneto con otra forma de poesía o no se acordaba de las obras de Lope de Vega, por la derecha (¿O eso era en Geografía con los afluentes de los ríos principales?, ha pasado tanto tiempo que uno se remite al principio, del artículo, naturalmente).