jueves, 1 de junio de 2006

Nuestro tío

La palabra tío, tiene un espacio grande en mi corazón

El Rey de España conversa con Mariano RajoyTío, esa persona que suele ser hermano de nuestro padre o de nuestra madre. Que ya lo sabíais, perfecto.

Recuerdo mi época de estudiante, malo por cierto, que queréis que os diga, tuve la suerte de tener algún que otro profesor que merecía la pena, uno de ellos D. Manuel Pérez de Arévalo, buen profesor y mejor persona, un día en clase de Ciencias Naturales, donde va la fecha, ante la próxima celebración del día de la Madre hizo el siguiente comentario:

Ahora, los comerciantes después del día de la Madre y el día del Padre, deberían instituir el día del Tío de América (en aquellos tiempos era frecuente que aparecieran en los periódicos que un solteron emigrante en América, dejaba una fortuna a unos sobrinos que ya habían perdido la pista de tan rico pariente), con la salvedad que en ese día los regalos los debería hacer él a nosotros.

Naturalmente la ocurrencia fue recibida con gran regocijo por sus alumnos.

Por mi parte, tuve la suerte de tener unos tíos cojonudos en mi familia.

Precisamente por lo dicho, tengo una especial querencia a la palabra tío y siguiendo por elevación el significado de tal palabra, un amigo mío empezó a llamar “tu tío” a quien mandaba en este país. Y como, tanto él como yo solo hemos conocido a dos Jefes de Estado en esta España nuestra, pues lo dicho.

Hoy me entero que “mi tío” cogió a Mariano Rajoy del ganchete y en un aparte le dijo dos cosas. Naturalmente, le tuvo que decir una y dos.

El caso es que “el árbitro” ejerce, supongo que ni lo amonestó, ni le enseñó tarjeta de color alguno, simplemente le debió decir: Hombre, Mariano, ¡que si España se rompe, yo ya sabría algo!

Vamos, es un suponer.

3 comentarios:

  1. Tu lo has dicho, D. Manuel era buen profesor y mejor persona. Yo puedo añadir que era un maravilloso abuelo. Gracias por tu recuerdo a un ser para mi tan especial.

    ResponderEliminar
  2. Eva: Tu abuelo, a parte de ser una excelente persona, amigo de mis tíos y de mi padre, al final también, me cupo el honor, a mi vez de llegar a ser amigo suyo, naturalmente dentro del respeto debido a quien fue mi profesor de Ciencias Naturales, que, como su propio nombre indica son las más naturales de las ciencias. Tu abuelo, aparte de Comandante de Artillería del Ejército Español, era Licenciado en Ciencias Químicas por la Universidad de Santiago de Compostela, Director del Real Coro Toxos e Frores de Ferrol, Teniente de Alcalde de su Ayuntamiento y otros muchos cargos y encomiendas que mi memoria no recuerda, pero lo que si puedo asegurar y mis coetáneos respaldaran (tal es el cariño que dejó a cuantos lo conocieron) es, que su pasión fue la música, su familia y sobre todo esa cualidad, que, solo lo elegidos de los dioses tienen, el encanto personal.

    Recuerdo, como si fuera hoy, cuando un día en clase nos comentó que había recibido un regalo, para él muy especial, la colección completa de las sinfonías de Mozart en estereo (que su familia le había regalado, no se si por Reyes, su Santo o Cumpleaños, al fin y al cabo es lo de menos, lo importante es el cariño que le teníais), dentro de discos de vinilo (un lujo para la época). Y este regalo, recuerdo me dio pie para preguntarle sobre, ¿quién era el mejor director de orquesta sinfónica de la época (años 60 del siglo XX)?, él sin dudar me confirmó mi gusto “Herbert von Karajan”

    Años después tuve el honor de disfrutar de su inteligencia y aprecio, cuando yo desempañaba mi trabajo, lejos ya del Instituto de Enseñanza Media “Concepción Arenal”, donde él me descubrió el mundo de la cristalografía, y otras muchas cosas, pero por encima de todo me ayudó (y mucho) a crecer como ser humano.

    Es qué, en realidad, tu abuelo, lo que era, por encima de todo, eso mismo, un ejemplar único y maravilloso de ser humano.

    ResponderEliminar
  3. Me emociona ver que mi Padre ha dejado huella en muchos de sus alumnos. Yo me considero un alumno aventajado ya que fue mi "profesor" predilecto dentro y fuera de casa.

    Gracias Ártabro y gracias Eviña.

    ResponderEliminar

Anímate y expresa tu opinión:

Emoticones