viernes, 16 de junio de 2006

Banal

¿Vivimos en el reino de lo banal?

Sarita MontielUn reciente post de Xixe “La farandulización de todo” me pone sobre la pista.

Y uno que de sabueso, solo tiene el olfato, bastante atrofiado por cierto, de tanto cigarrillo, sigue el sendero del rastro que lo banal ha dejado.

Si amigo si, lo banal se ha adueñado de nuestras vidas. Pero antes que nada, ¿qué es lo banal? La RAE dice: Trivial, común, insustancial. No seré yo quien aporte más adjetivos a los que la Academia incluye, pero puedo poner algún ejemplo, para entendernos:

Que si Sarita Montiel se casa y se descasa con un mozo de allende los mares, vende, que si, hombre, qué si, vende en revistas, vende en televisión y vende en el mercado de las flores e incluso en él del pescado.

¿Por qué?

Buena pregunta, me alegro que me la haga, pues mire usted, porqué el Mundo (real) nos abruma, nos solivianta, nos reconcome, nos agita y no nos da esperanza. Y como el individuo es social y de natural cachondo, oye, que quieres que te diga, por algún lado tenemos que soltar presión, vamos, como las ollas esas de cierre hermético, antes de explotar.

En el fondo nos importa tres pepinos la Sarita, pero el gusto por el cotilleo y lo bien que te quedas largando por esa boquita todo lo que no le puedes decir a tu socio/a, a tu hijo/a, al vecino/a de enfrente y mucho menos a tu jefe/a, ¡es que no tiene precio!

¡Viva el cotilleo y la Madre que lo parió!

1 comentario:

  1. Gracias por ayudarme a ser famoso. Saludos

    ResponderEliminar

Anímate y expresa tu opinión:

Emoticones