jueves, 27 de abril de 2006

Emprendedores

¿La Sociedad estimula a sus emprendedores?

Estudiantes investigadoresUn reciente artículo de Eduard Punset, en su estrenado blog, da una serie de pistas sobre el porque los universitarios españoles adolecen de espíritu emprendedor, con motivo del 50º aniversario de APD, esto último se me había olvidado "APD es una entidad privada e independiente, declarada de utilidad pública (acuerdo del Consejo de Ministros del 10 de Abril de 1981) y, por tanto, sus asociados pueden acogerse a los efectos de deducción fiscales señalados en la legislación vigente" sic. Eso se llama filantropía, si señor.

Considero, es mi opinión, que, Punset, algo intuye de la realidad, que él ensimismado en su propio mundillo, percibe como la verdad del sufrimiento debido a la guerra civil (aunque todas las guerras son inciviles), y nos da una receta economicista (naturalmente influida por su formación) y propone como solución (para contentar a todo dios) que debemos gestionar mejor las emociones (¿ahora a la explotación le llamán así?). No obstante voy a tratar este tema desde otra óptica.

¿Cómo se educa a los jóvenes españoles?

El sistema educativo español, sobre todo el universitario, tiene una estructura funcional, jerárquica, investigadora, etc., propia del siglo XIX. La endogamia es la reina y el amiguismo, el rey.

Veamos un ejemplo: Javier después de aprobar las pruebas de selectividad, ha ingresado en la carrera de Química, él quería estudiar Medicina pero su nota media no era suficientemente alta, primer fallo se obliga a un estudiante a elegir una carrera que no desea. No obstante se aplica a ello asistiendo a clases, cogiendo, pidiendo o comprando apuntes (esa es otra), leyendo textos y pocas prácticas.

Sus profesores, asisten a clase, dictan su lección y poco más. Llevan algunos años en la Facultad, unos son catedráticos, por oposición, que una vez aprobada les da derecho a no volver a coger un libro, otros profesores ayudantes, de la cuerda del catedrático, hacen méritos copiando trabajos del extranjero (como dice el anuncio o debería decir: ¡El copiar se va acabar!), en su gran parte, y los auxiliares o becados hacen el trabajo sucio, con la esperanza de meter, algún día, el pie en este chollo. Nadie les exige investigación, trabajos originales, cursos de perfeccionamiento y aprobarlos. En fin, que no hay estímulos.

¿Y estos señores, son los que tienen que estimular a los estudiantes? La curiosidad que, es el motor del conocimiento, ¿la Universidad la estimula o la mata? y ¿al espíritu crítico?, mucho me temo, que tres cuartos de lo mismo.

A pesar de todo, Javier, consigue obtener su licenciatura. Ya es Licenciado en Ciencias Químicas.

¿Y ahora qué?

Tiene una licenciatura, pero no tiene puta idea de Química.

Si su padre tiene dinero, podrá hacer un Master en el extranjero y entonces, solo entonces, será Químico.

El espíritu emprendedor no aparece por ciencia infusa, se tiene que cultivar en la familia, estimular en los estudios y desarrollar en la vida social de un país que, mientras no cambie de mentalidad y deje de pensar que el enchufismo y la oposición son la solución para nuestros jóvenes, tendrá lo que tiene.

Todo el mundo tiene que ponerse a ello. Ya empieza a ser tarde, no tenemos tiempo que perder.

Añadido el 19-06-2006, por la tarde:

Lo de la endogamia, no lo digo yo solo. Ver El País.

3 comentarios:

  1. Gracias. No conocía el blog. Aquí el sistema no hace: destroza al hombre potable.

    ResponderEliminar
  2. No conocía el blog de Punset, ni tampoco lo echaba de menos; es lo que, coloquialmente, llamamos un flipao y sus opiniones, por excesivamente racionales y un poco dogmáticas de las modas científicas, me resultan cada vez menos interesantes.
    Como universitario que (aún, uh) soy, firmo donde haga falta esa descripción que haces de la Universidad en España y añado que, al menos en la enseñanza técnica, que es donde yo fuí a caer, se asume de antemano por tódas las partes implicadas que el alumno va a salir de la Escuela, en el mejor de los casos, "con un barniz de conocimientos generales", que es un eufemismo traducible como "sin saber más que ingeniártelas para aprobar exámenes". El oficio, ya te lo enseñarán cuando te coloques en una empresa.
    Literalmente, la enseñanza universitaria (técnica) en España consiste en capacitar al alumno para comer mierda, y que así pueda tragar con todo lo que le eche el empresario; cada vez más. Sólo algunos profesores (por lo general más veteranos, curiosamente) hablan de iniciativa individual y de entidad profesional del titulado.

    ResponderEliminar
  3. No estoy muy de acuerdo, el que es emprendedor lo es por naturaleza y no creo que haga falta que se mame 'emprendedorismo' en la familia.

    En cualquiera caso, ser emprendedor es practicamente un suicidio es una balsa salvavidas a la que uno se agarra cuando no está conforme con lo que el mercado laboral le ofrece y es una balsa que naufraga cuando se encuentra de morros con el torbellino de la indiferencia por parte del estado, que sólo se preocupa por ingresar sus impuestos y poco más. Nada de 'agradecer' el hecho de generar empleo, de ofertar servicios, aumentar la competencia, dar rienda suelta a inquietudes... Un poco de ayuda (no sólo económica, también informativa) estaría bien; depender de la suerte puede ser realmente frustrante los primeros años. :S

    ResponderEliminar

Anímate y expresa tu opinión:

Emoticones