viernes, 14 de abril de 2006

14 de abril de 1931

¿Por qué la II República despertó tantas adhesiones y rechazos?

Partes de la Constitución República de 1931

España, país creado a sangre y fuego, desde los romanos, visigodos, suevos (en Galicia), mahometanos, cristianos viejos y nuevos, ladinos, con sus nobles, reyes, taifas, señores feudales, reyes sabios y muchos burros, casi siempre reinando y dictando, a decir:”ordeno y mando y hago saber”. Cuando los reyes llamados “católicos”, consiguen la unificación de todos los territorios bajo su égida, España, se puede decir, empieza a existir.

El descubrimiento de otras tierras, América y el mundo oriental, léase Filipinas y otras colonias, ocultaron los graves problemas de la península y nos distrajeron, muchos años, con peleas más allá de los mares.

La organización social, en España, mantuvo por muchos siglos la heredada de la Guerra de Reconquista. Los nobles manteniendo sus privilegios, la Iglesia católica ídem y el pueblo llano, soportándolo todo.

Cuando se produce la invasión napoleónica a principios del siglo XIX, un movimiento nacionalista rechaza esta incursión. Pero el germen de la República ya estaba sembrado.

Las Cortes de Cádiz, hacen el primer intento serio de modernizar al País. Fracasa, todavía no se daban las condiciones objetivas para su triunfo.

Después de unos años de represión, aparecen las guerras Carlistas, síntoma profundo de conflictos sin resolver.

Con la proclamación de la I República Española y la salida de Isabel II, parecía que España encontraba un buen camino para incorporarse a las corrientes ilustradas y desarrollistas de Europa. Otro fracaso más, esta vez tampoco el personal estaba preparado para salto tan grande.

Con la Restauración de la Monarquía se intenta evolucionar sin grandes cambios. Los reinados de Alfonso XII, la regencia de María Cristina y por último él de Alfonso XIII, se caracterizaron por una serie de medidas que procuraban mantener los viejos privilegios, con una mascara más amable.

La pérdida de las últimas colonias a finales del XIX, sume a España en una profunda crisis de identidad. Las aventuras en Marruecos, totalmente impopulares, sus desastres, Annual, la dictadura de Primo de Rivera, la Revolución Rusa de 1917, la evolución del Mundo, el atraso español y otras muchas causas, que se pueden resumir en hambre, sudor y lágrimas, hicieron que poco a poco los ideales republicanos se fueran asumiendo, por amplias capas de la sociedad española, con esperanza renovadora de un sistema que ya daban por finiquitado.

Las elecciones municipales del 12 de Abril de 1931, dieron la victoria, en las principales ciudades, a las fuerzas de Izquierda y Republicanas. El Rey Alfonso XIII, abandona España. Se proclama la II República Española el 14-04-1931.

El júbilo se apodera de las calles, la gente esperanzada ya se veía dueña de su destino. Iban a cambiar el sistema.

Pero la República se tuvo que enfrentar a una oposición feroz de las fuerzas llamadas reaccionarias y también es verdad, sus defensores cometieron muchos errores.

Sin embargo lo que no se le puede discutir es su afán de modernizar España, dar solución a su diversidad idiomática y territorial, y sobre todo elevar la condición humana, respetando los derechos individuales y colectivos.

Hace 75 años de eso. Considero que gracias a aquellos españoles, de cuyos ideales me siento heredero, hoy podemos vivir en paz y libertad.

¿Como recibió España aquel día?, leer El País.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Anímate y expresa tu opinión:

Emoticones