domingo, 19 de marzo de 2006

Obreros y Estudiantes

Los franceses en pie de guerra

El movimiento anti-CPE ha concentrado una gran movilización el sábado en Francia

Desde 1968, Francia no se veía convulsionada por un movimiento callejero formado por dos grandes fuerzas sociales, los obreros y los estudiantes. Corrijo, en realidad en 1994 también se unieron para protestar por un tema similiar a éste.

Si en el 68 el movimiento sacudió las bases del régimen presidencial del general De Gaulle, ahora, todo apunta a su discípulo, el presidente Chirac, si bien es verdad que el parachoques es su primer ministro Villepin.

El CPE, el nuevo contrato basura francés, ha sido la gota que colmó el vaso, toda vez que faculta al empleador a despedir sin justificación a los menores de 26 años, destinatarios del CPE, durante los primeros 24 meses de contrato.

Francia, está sumida en una grave crisis, un crecimiento económico mínimo, un grupo numeroso de personas se sienten discriminadas por su origen, una extrema derecha en alza, unos obreros que ven como las empresas emigran a países de mano de obra barata, una clase media que pierde beneficios sociales y unos estudiantes sin expectativas de empleo.

El gobierno no sabe como afrontar la crisis (tiene una amenaza de huelga general de los sindicatos).

Si retiran el CPE, es una rendición, que aprovecharan sus rivales políticos. Si lo mantienen, ¿arderá París?

Seguiremos los acontecimientos.

Ampliar información en: DW-World, Le Monde y El País.

4 comentarios:

  1. Mientras el recuerdo de los esfuerzos de Karol Wojtyla y la esperanza del supuesto monstruo Ratzinguer animan a la juventud a encontrar el futuro de Justicia que las generaciones precedentes de la Gran Banda de Ladrones aparcaron hasta el regreso de Jesucristo, las eminencias que alcanzan las cúspides de los partidos políticos optan, por sistema, en sacrificarlos a los ídolos del mercado como en otros tiempos hicieron sus padres con los negros esclavizándoles y vendiéndoles como maquinaria de producción.

    La ingeniería social de derechas e izquierdas han conseguido impregnar con su veneno ya el inicio del siglo XXI para perpetuarse hasta el fin del mundo cuando el fin de ese mundo tendría que haber llegado el 01 de Enero del 2006. No crean «contratos basura», eso es una ilusión intelectual, sino que mediante su ingeniería social crean «juventud basura» para sus contratos pues ¿de qué otra forma podrán justificarse ante la opinión pública que les vota cuando les pidan explicaciones? ¿no esperamos que digan lo de siempre, que esta juventud es una perdición?

    Admito que tengamos diferencias al interpretar las escrituras pero por qué hemos de rendirnos ante la posibilidad de órdago de estar unidos para interpretar los acontecimientos de nuestra propia Historia sin desconectar los «hechos» que, como escupitajos aislados, nos caen desde arriba -desde las cortes- sobre nuestros propios rostros? Practicar la unidad sin fundamentalismos, practicar la unidad tolerando nuestras diferencias convencidos ya de que esas diferencias son ilusiones creadas por la ingeniería social de Matrix para mantenernos divididos en los despliegues de fuerzas de base que pretenden cumplir con sus funciones, es decir, «controlar el poder».

    ¿Cuándo terminaremos de aprender, cuándo vamos a comenzar a practicar, con el titulo de la Universidad de Clío bajo nuestros brazos, lo que nos ha enseñado la Historia, es decir, que el mundo está siendo dirigido por la Gran Banda de Ladrones contra la voluntad de la inmensa mayoría de los ciudadanos recuperados de las seducciones aplicadas en las campañas electorales?. No debemos admitir ninguna Democracia sin nosotros, no debemos tolerar que se pronuncie la palabra Democracia sin nosotros estar presentes en los debates, las tomas de decisiones y la ejecución de las soluciones. El NO a la Constitución Europea no es sólo eso, es un NO al paradigma de la Democracia que defiende la Clase Política Global.

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Eu estou nun dilema, porque si ben é certo que a xuventude francesa é un referente mundial de presión social, este artigo tenme un pouco desconcertado, sobre o que a xuventude pode ou non pode facer.
    Habería que facer unha reflexión moi profunda sobre as causas, a coxuntura que deu orixen a esa lei francesa e outros problemas, pero moito me parece a min, que se achega o tempo no que os cambios van a ter moito máis profundos que estas reivindicacións sociais, aparentemente heredadas do s. XX.

    ResponderEliminar
  3. El mayo del 68 fracasó y este también lo hará. Tiempo al tiempo...

    ResponderEliminar
  4. Pepdixit:
    Y aún estamos pagando las consecuencias de aquel fracaso.

    ResponderEliminar

Anímate y expresa tu opinión:

Emoticones