martes, 21 de marzo de 2006

La Patria

Una de la mili

Soldado con pipaLa actual discusión, que nuestros políticos se traen entre bocas, sobre nación, nacionalidad y otras especies, que si pero no, que el Estado, la Patria, la casa común y todas esas zarandajas, que utilizan como armas arrojadizas, sin darse cuenta que cada uno sabe quien es, de donde es e incluso de donde quiere ser, sin que pendejo alguno le tenga que instruir sobre su propio yo.

¿Y como yo, se todo eso? A continuación les doy la pista:

Enero de 1971, mili obligatoria, C.I.R. (Centro de Instrucción de Reclutas) nº 13 del Ejército Español, campamento de Figueirido (Pontevedra), 2ª Compañía del 2º Batallón, el Teniente Marín ese día, lluvioso y frío, reúne por la tarde a toda la tropa y empieza a dar la charla teórica, como la llamaban, tocaba hablar de La Patria.

En el interior de la Compañía, un espacio reducido de unos 50 metros cuadrados, se congregan unos 250 reclutas como buenamente pueden. El Teniente, flanqueado por dos Alféreces de Milicias, empieza su perorata diciendo, poco más o menos: La Patria es vuestra madre, es vuestra tierra, la debemos amar, respetar, querer, etc…..

Al cabo de unos diez minutos, con este monotema, se conoce que ya curioso sobre el efecto que en sus oyentes habían hecho sus palabras, fijándose en “El Ricitos”, así le llamábamos por su pelo a lo afro que al entrar el 15 de ese mes en el campamento traía y ahora ya no lucía, bueno el caso es que le dice al Ricitos, que no le sacaba ojo de encima: A ver, chaval, tú, ¿cuál es tu Patria? y el Ricitos, da un salto, estaba sentado en el suelo, queda en posición de firmes y a toda voz proclama: Laracha. (1)

El Teniente estupefacto, se empieza a poner colorado, no se sabe muy bien si de ira, cólera o risa, y de forma brusca le dice a uno de los alfereces: Sigue tú, para salir disparado del local.

Y el Ricitos, tan pancho, él lo tenía claro.

(1) – Laracha, pequeño pueblo de la provincia de A Coruña.

1 comentario:

  1. Esa mili, como un instrumento más de la ingeniería social, tiene un objetivo: que las nuevas generaciones se vayan habituando a usar las kelifinder para disfrutar del gran regalo de la Gran Banda de Ladrones: vivir, ser enterrados y pudrirse en los nichos construídos al efecto, por ejemplo, los minipisos.

    En Tron os dejo una alegoría en la que la «morena pinta» es una metáfora de la Clase Política Global que los ciudadanos hemos de capturar -para escacharle la cabeza y luego devorar- en las fronteras predregosas entre la tierra y el mar.

    Saludos

    ResponderEliminar

Anímate y expresa tu opinión:

Emoticones