jueves, 30 de marzo de 2006

La lluvia

¿Sequía?, ¡no en Galicia!

Caminando bajo la lluviaLlevamos un mes de Marzo lluvioso como pocos.

Pasen y vean, La Voz de Galicia, El Correo Gallego, Meteo Galicia.

¿Quién dijo que ya no llueve como antes?

No se asuste con la lluvia, refresca, despeja el ambiente, limpia las calles, riego gratis, llena los embalses, etc. Vamos, que todo son ventajas.

Decía uno, no hace mucho tiempo, uno de estos gurús que pululan por las revistas y viven de dar predicciones, que si después no se cumplen, nadie se acuerda, pues él cree que “La gente, en los próximos años, irá a Galicia a ver llover” (sic). Tal es su creencia que el famoso cambio climático hará de España un erial.

Estoy observando, en los últimos años, gracias a las autovías, vuelos baratos y fines de semana más largos en muchos trabajos (de las 18:00 horas del Viernes a las 08:00 del Lunes), que muchas personas se acercan a Galicia y disfrutan de su buena comida, sus paisajes, sus ciudades, sus playas y todo lo que a usted se le ocurra.

Las casas rurales, que se han multiplicado, son uno de los destinos preferidos de este tipo de visita corta. La gente ya está harta de ruidos, ciudades incómodas y estrés.

Si lo que te gusta es viajar a golpe de calcetín, caminante no hay camino, se hace camino al andar, aquí te puedes aconsejar: Jacobeo.

Es una buena manera de conocer Galicia.

5 comentarios:

  1. Si estamos tan fartos de ruidos e estrés ¿porqué siguen a medrar as cidades? Eu non vexo que o ruralismo medre, precisamente, pero o urbanismo... Non parece unha conducta moi intelixente, potenciar unha forma de vida para despois querer fuxir de ela ¿non cree?

    ResponderEliminar
  2. F. Miguez: Trátame de tu, por favor.
    Las ciudades crecen, por su propia razón de ser, para aglutinar a la mano de obra del sistema, al objeto de abaratar los costes de producción y distribución, vamos creo yo.
    Lo que se potencia, a mi parecer, es el disfrute del campo, no el trabajo del campo.
    Posiblemente, en los próximos años, gracias a las nuevas tecnologías, que haran nuestra presencia física en el trabajo prescindible, muchas personas vuelvan a la vida lejos de las ciudades, pero eso sí, sin renunciar a sus comodidades.
    Veremos, más bien, es posible que las próximas generaciones lo vean.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. De acordo coa explicación do crecimento das cidades. O cal non implica que cambie a miña opinión. Eu, que nin son agricultor, nin deixo de selo, póñome un pouco ó marxen de esa perspectiva que da, e plantexo a cuestión como "a forma de vida urbana" e "a forma de vida rural". Por non me extender moito, fago dúas "figuras literarias":
    Na cidade, as patatas nacen no super; no rural, botamos as do cedo para ilas comendo mentras non cumplen as do tarde.
    No rural, teño calor, e vou para a bodega ou póñome á sombra xunto ó rio; a forma de vida urbana opta por subirlle a potencia ó aire acondicionado.
    En Galicia, a fronteira xeográfica está moi difusa, moita xente, fora das cidades, vive como nas areas metropolitanas americanas (e cos mesmos valores), pero aínda queda quen pensa nas súas videiras e nas súas galiñas.
    Perdoe o discurso :S, pero non costa apreciar que é un tema co que estou moi sensibilizado.

    ResponderEliminar
  4. F. Miguez: Nos, os galegos de hoxe, vivimos a cabalo de dúas épocas, unha que inda no morreu e outra, ¡que xa veremos!

    ResponderEliminar
  5. Sí, ver llover es un espectáculo. No ver la tierra, toda tapada de verde, una pena.

    ResponderEliminar

Anímate y expresa tu opinión:

Emoticones