martes, 7 de febrero de 2006

Las viviendas

Gitanos e inmigrantes

GitanosInmigrantesHoy estaba entretenido curioseando por Internet, también me gusta saber lo que otros escriben, cuando en la radio que tenía encendida apareció la voz inconfundible del Alcalde de Santiago de Compostela, Sr. Bugallo, del PSdeG-PSOE, quien, con cierta regularidad se somete a las preguntas del locutor de la Cadena SER de esta ciudad y, de paso, contesta algunas preguntas que los oyentes le hacen en directo.

Es cierto que no es el único, los otros portavoces de los grupos municipales, P.P. y BNG, también lo hacen, en un ejercicio de comunicación digno de alabanza. Se conoce que tienen muy claro que los ciudadanos son los que los pusieron ahí y son depositarios de sus anhelos y esperanzas .

El caso es que el Alcalde, después de contestar a las preguntas de rigor del periodista, sobre todo acerca de los criterios de selección entre los solicitantes de viviendas sociales, CIEN que esta primera etapa se van a asignar, y cuyas listas acaban de publicarse, de unos 1700 solicitantes, 800 no cumplían lo requisitos y solo quedaron 900 ya en orden de méritos según la legislación vigente. Estos últimos estarán durante dos años en la lista para ser posibles receptores de las viviendas que en este período se concluyan. (Lista que hoy publica El Correo Gallego).

Una vez explicado esto se abrió el turno de los oyentes, cuatro en total y todas mujeres, quienes de manera sistemática formularon su queja sobre los criterios de selección, aduciendo que una parte importante se concedían a gitanos e inmigrantes, cuando, según ellas, los ciudadanos de Santiago tendrían que tener preferencia.

El Alcalde intentó hacerles ver que ellos lo que hacían era cumplir la Ley y aclaró que para poder optar a una vivienda, uno de los criterios era la antigüedad en el padrón de habitantes de al menos tres años y que también se primaba el número de los componentes de la unidad familiar.

Lo que me dejó mal sabor de boca es que, en mi percepción, todavía tenemos un fuerte sentimiento discriminatorio hacia los otros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Anímate y expresa tu opinión:

Emoticones