miércoles, 8 de febrero de 2006

Estrés infantil

Los juegos

Estrés infantilMe dicen desde la radio que el 40 % de los niños españoles están estresados (pobres niños, ya son un porcentaje).

Y de pronto uno se acuerda de su infancia y rebobina, mira tu por donde que no recuerdo estar estresado en aquella época, feliz, cabreado, disgustado, pensativo, pasmado, asustado, triste o alegre, si, pero estresado lo que se dice estresado, no.

¿Y por qué?, me pregunto (ya sabéis que lo mío son las preguntas) y como creo saber lo que puede pasar (así soy yo), me contesto: “Los niños de ahora no juegan”.

¿Cómo que no juegan?, y entonces la PlayStation ¿qué?, ¿y el ordenata? (que cuesta un huevo, por cierto), ¡a ti lo que te pasa es que eres un antiguo!, me suelta el que me sigue siempre (esa es otra).

No hombre no, lo que quiero decir es que los niños no juegan juntos y revueltos, a poder ser. Vamos a ver (y aquí ya me envalentono), ¿desde cuando tu no has visto a niños y niñas jugando en el espacio público a las bolas (también les llaman canicas), al trompo, al pañuelo, a la billarda, a saltar a la comba, a las lombas, al brilé, al corro, a galopa, …… ? (de pronto me doy cuenta, leñe, ¡cuantos juegos teníamos! y me callo para no pasarme dos pueblos).

El prójimo me mira, asiente y dice: Vas viejo, tío.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Anímate y expresa tu opinión:

Emoticones