miércoles, 15 de febrero de 2006

El plan

Capacitación profesional, ¡ya!

Plan de capacitación profesionalEn un viejo país, había un pueblo pasmado ante sus dirigentes, dos partidos principales se disputaban el poder, los Panolis y los Finolis, los Panolis creían que la educación, la justicia social y demás zarandajas, podrían llevar al progreso de la sociedad, por el contrario los Finolis sabían que ellos y solo ellos tenían la solución.

Cuando los Finolis tenían el gobierno, pues en los últimos años se venían alternando cada poco tiempo en éste, hacían su santo antojo y los Panolis colaboraban en los asuntos que afectaban al bien del País, según su criterio.

Los Panolis, de ahí viene su nombre, cuando llegaban al gobierno creían, infelices ellos, que los Finolis les iban a ayudar igual que ellos hacían.

Pero los Finolis lo que querían era gobernar ellos, no los otros, y hacían toda clase de triquiñuelas, sin renunciar a la injuria, la mentira y la agitación social, con tal de desalojar a los Panolis del poder.

El pueblo contemplaba este espectáculo hasta que un día, harto de tanta estupidez, decidió que para ser político había que pasar un curso y examen final de capacitación profesional, para superarlo incluyeron algunos test psicológicos de personalidad, con lo que los mentirosos, ególatras y gérmenes patógenos se eliminaban de la oposición. Al poco tiempo de poner en marcha este plan, el país recuperó la tranquilidad y tuvo largos años de feliz convivencia.

2 comentarios:

  1. Propongamos un referendum para imponer esta idea a la clase política.

    ResponderEliminar
  2. De acuerdo con el plan, hay que hacerlo publicar.

    ResponderEliminar

Anímate y expresa tu opinión:

Emoticones