viernes, 17 de febrero de 2006

Demonios

Mi socia

Trabajar, ¿para qué?

Hoy hablando con mi amiga, mi socia, si, esa persona con la que puedo hablar de mi intimidad, sabiendo que va a tratar de entenderme, trabajo que reconozco no es nada fácil, sobre todo conociendo el percal, ella que es educadora de infantil (es decir, que abarca todo) observa que los padres se dejan dominar por sus hijos, al parecer por mala conciencia. Yo no se explicarlo muy bien, pero ella lo tiene claro. El problema se puede resumir en lo siguiente: Consentimos a los niños/as, lo que a nosotros no nos consintieron, bueno más o menos.

Ella diría que de acuerdo con las teorías de …. , y otros que no cita, para no parecer pedante, esta sociedad adolece de falta de madurez, y no crean ustedes que lo dice llena de razón, lo dice más bien con pena y yo, que la escucho atentamente, no puedo, por menos, que darle razón e incluso diría más, pero no quiero ofender gratuitamente a quien no es partícipe de esta afirmación.

A mí se me ocurrió plantearle que si esta sociedad considera que, el desempleo es uno de sus problemas principales –ver encuestas al respecto- como no se enfrenta al mismo, con debates públicos, medidas oportunas y socialmente aceptadas.

Ella me mira y dice: No te das cuenta que la sociedad no quiere enfrentarse a sus demonios.

La verdad, no supe que contestar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Anímate y expresa tu opinión:

Emoticones