lunes, 9 de enero de 2006

¡Nos hizo la Pascua!

El quid de la cuestión

El teniente general, José Mena AguadoHe estado escuchando y también leído estos últimos días las opiniones de mucha gente de diverso origen y condición, a propósito del discurso del Tte.General Sr. MENA el día de la Pascua Militar, representando al Rey de España, en Sevilla y ante una amplia audiencia de Jefes y Oficiales del Ejército Español. No se debe olvidar que dicho General es el Jefe de la Fuerza Terrestre del mismo.

"Quiero expresar", dijo en su discurso, "las inquietudes y preocupaciones de cuantos formamos parte de las Fuerzas Armadas en los momentos que estamos viviendo. Por razón del cargo que ocupo, no debo, en actos como éste, expresar opiniones. Pero tengo la obligación de conocer los sentimientos, inquietudes y preocupaciones de mis subordinados y transmitirlos a la máxima autoridad del Ejército, y hacerlos públicos, por expreso deseo de aquéllos. (...) En mis visitas a las unidades durante los últimos meses he podido constatar que las dos grandes preocupaciones de los cuadros de mando son el terrorismo y el futuro de la unidad de España (...) La preocupación por la unidad de España se ha desatado con la presentación del Estatuto de Cataluña". (LA REFORMA DEL ESTATUTO CATALÁN La polémica del general Mena. El Gobierno considera un hecho aislado el 'caso Mena' tras sondear al Ejército "No hay un problema militar, sino un problema de disciplina militar", según el Ejecutivo - L. R. AIZPEOLEA - Madrid - EL PAÍS - España - 09-01-2006)

Unos la justifican, otros la ven inevitable, los de más allá están de acuerdo y la mayor parte la condena.

Pero yo me pregunto, ¿Qué pretendía el Sr. MENA con esta declaración?

Y ahí está, a mi parecer, el quid de la cuestión.

Se me antoja bastante difícil pensar que este señor no calibre el alcance de sus palabras, toda vez que por su empleo, formación y responsabilidad se supone que sabe lo que se trae entre manos, luego deduzco que su jugada es de largo alcance.

Deseo y espero que otros miembros de nuestras Fuerzas Armadas no sigan su ejemplo, y esto solo lo digo por el bien de España. Esa España que dicen amar, respetar y honrar.

¡No hay mejor amor que él que no lastima!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Anímate y expresa tu opinión:

Emoticones