viernes, 10 de diciembre de 2004

Plan Galicia II

Erre que erre

Galicia

En un reciente artículo de esta misma bitácora, a propósito del ex-presidente del Gobierno José María Aznar, les decía algo sobre mis dotes adivinatorias o mejor dicho, para mi desgracia y supongo que para muchos de mis compatriotas, mi especial olfato por lo que nos ha de deparar la realidad política en este país. No es que uno sea particularmente avispado, sino que cree conocer a los políticos, no en vano ha vivido algo, y eso marca, quieras o no.

Ahora les remito a mi artículo del 02-06-2004 con el título de Plan Galicia y si tienen la amabilidad de leerlo, verán ustedes, que a mi pesar, tengo que reconocer que sigue teniendo vigencia mi reflexión de entonces.

Decía yo:

“A raíz del desastre del Prestige, la gente del P.P., a la vista de la contestación social en el redil gallego, sacó de la chistera “El Plan Galicia”, que iba a solucionar todos los problemas de infraestructuras pendientes desde la noche de los tiempos.

Se aireó el dicho Plan, pero no se concretó en presupuestos y se fijó un largo recorrido para su ejecución, siempre condicionado a la pervivencia del P.P. en el gobierno de Madrid.

Los españoles el 14-M, cambiaron el gobierno y los dirigentes del P.P. gallego exigen a Zapatero el cumplimiento del Plan Galicia.

Si lo cumple, el P.P. lo creó y si no, Zapatero traiciona a Galicia. Así de sencillo.

Pues no señor, nada es tan sencillo, basta de demagogia y falsas promesas. Trabajen todos con sentido de la realidad, honradez y dejen de considerar a los gallegos, como menores de edad, o lo que es peor, como “indios” a los que Colón enguadaba con cuentas de colores.

Este pueblo se merece un respeto.

¿Será que uno es listo o la estupidez es previsible?.

No me juzguen con mucha severidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Anímate y expresa tu opinión:

Emoticones