miércoles, 1 de septiembre de 2004

La verdad

Por propia experiencia

¿La verdad?Que razón tenía aquel que dijo: ¡La verdad os hará libres!.

Por contraposición, digo yo, la mentira os hará esclavos.

Esclavos del remordimiento, la desesperación y la ignominia.

Deseamos decir y vivir en la verdad, no precisamente la revelada, sino aquella que nos permite el acercamiento al otro sin engaño, y nos recompensa con buena conciencia y tranquilidad de espíritu.

¿Por qué, entonces, no la practicamos?.

Cobardía, tal vez, miedo a las situaciones, a lo mejor, falta de coraje, puede ser, o vaya usted a saber que otras disculpas nos buscamos.

Apliquémonos el cuento: ¡La verdad nos hará libres!, palabra de honor.

3 comentarios:

  1. Mi querido Artabro:

    A estas alturas de mi vida, ya no sé si es mejor permanecer callada antes que decir la verdad; ya no sé si el error está en ser sincera o no implicarse. Esta noche; precisamente esta noche, a mi árbol de la vida le han quebrado una rama vital. Y yo, trataré de recoger las hojas esparcidas por el corazón mío; trataré de reunirlas todas de nuevo; colocándolas tiernamente; intentaré recomponer un tronco astillado; para así, permitir que la savia de la verdad, inunde cada nervio de las opacadas láminas de felicidad.

    ¡Qué triste oscuridad!

    ResponderEliminar
  2. Querida amiga anonima:

    No por mucho sufrir se es más feliz, el secreto es la autenticidad, palabra enrevasada ya lo sé, pero no se me ocurre otra cosa.

    Deseo que veas más allá de que lo que yo veo, tu amor para mí es lo importante.

    Un beso.

    Artabro.

    ResponderEliminar
  3. Cuantas veces la verdad no ha supuesto más que una ventaja para nuestros adversarios?
    Cuantas veces hemos mantenido la honradez y ha sido utilizado en nuestra contra?
    A veces la verdad es una trampa.

    ResponderEliminar

Anímate y expresa tu opinión:

Emoticones