jueves, 5 de agosto de 2004

En un café

Y dos cortados

Un café

Ayer conocí a una mujer.

Hoy he charlado con ella y ella conmigo.

¡Me gustaría llegar a ser amigo suyo!.

4 comentarios:

  1. Podría comenzar escribiendo sobre la Amistad entre un hombre y una mujer; o lo que sería deseable en un primer instante mas... creo que no es lo oportuno. En algún momento de nuestras vidas, hemos conocido a esa persona con la que mantendríamos amistad de por vida, y luego... Siempre es cuestión de dos. Solamente de dos. La balanza ha de estar equilibrada o se perderán por el desequilibrio de la incomunicación matices únicos; los que harían de la relación amistosa, delicioso néctar.

    Ojalá yo hubiese escuchado por boca de un hombre:

    - Te conocí.
    - ¡Me gustaría ser amigo tuyo!

    ¿Y quién dice que no será posible?

    Llegada a este punto, recuerdo una canción de Mercedes Sosa y Francis Cabrel...

    ¿Quién dice que todo está perdido? ¡Yo vengo a ofrecer mi corazón!

    ResponderEliminar
  2. Yo, para mi desgracia, ninguna mujer me dijo, quiero ser tu amiga.

    ¡Ya me gustaria!.

    ResponderEliminar
  3. .


    ¿Quieres ser mi amigo? ¿Sí?

    Te espero con la mano tendida,
    la mirada en espera,
    el corazón al viento.

    Te espero.


    .

    ResponderEliminar
  4. qué bello nombre: Artabro!!! Me recuerda a mi niñez cuándo mi padre tomaba allí su diario café...Ahora es el café más antiguo de A Coruña,y sigue en manos de la misma familia,tan agradables

    ResponderEliminar

Anímate y expresa tu opinión:

Emoticones