domingo, 16 de mayo de 2004

¿Quién mató a Astano?

Carta abierta a D. Lois Blanco

Buque construido en ASTANO

Estimado Señor:

Su artículo publicado el domingo 16 de Mayo de este año jubilar de 2004, en la contraportada de La Voz de Galicia, bajo el genérico “País, País” y que titula “¿Quién mató a Astano?. Cómo dicen muchos, para pensar la respuesta, supongo, ¡me alegra que me haga esa pregunta!. Y no se lo digo para pensar, sino para contestar de corrido lo siguiente:

En su dicho artículo, usted comienza el proceso con la decisión de Carlos Solchaga en 1984, ordenando la reconversión naval.

Estoy de acuerdo en que fue una decisión importante, pero me temo que no es el comienzo, más bien el final de todo.

Y me explico. Deberíamos remontarnos a la creación de ASTANO, Astilleros y Talleres del Noroeste, S.A., por el Sr. González-Llanos, a quién Ferrol dedicó una estatua en el nuevo barrio de Esteiro, antigüa plaza del Campón, del no menos antigüo y popular barrio desaparecido, y esa es otra historia, a final de los años sesenta del pasado siglo.

En esta estatua D. José María con el brazo extendido, como nuevo Colón, señala el camino de un nuevo Mundo industrial a su ciudad. A este deseo de industrialización, supo sumar a D. Pedro Barrié de la Maza, quién desde el Banco Pastor impulsó este astillero.

Este Banco llegó a convertirse en el principal accionista del mismo. Quizás muchos recuerden la contraportada, dichosas contraportadas, de las guías telefónicas de los primeros años setenta. Para quien no tuvo oportunidad de verlas, le diré que eran un anuncio del Banco Pastor, en él que bajo un buque en grada con el nombre de ASTANO, un productor, así les llamaban a los trabajadores, decía: “Yo no tuve que emigrar” (Sic.)

No hay que olvidar la situación internacional. ASTANO, que de un astillero de buques pesqueros, decían que fue el primero de Galicia que empezó a hacerlos de acero, se había convertido en constructor de grandes petroleros, al socaire de la crisis producida por la guerra de los seis días, que había dejado inutilizado el Canal de Suez, haciendo rentable la construcción de estos buques, cuya ruta principal era del Golfo Pérsico a Rótterdam, vía Cabo de Buena Esperanza.

Y la mano de obra barata hacía rentable a ASTANO. Es duro, pero es verdad.

La limpieza del canal y su reapertura, no justificaba estos grandes buques.

Ahí empezó la otra crisis, esta sí perjudicial para ASTANO.

El Banco Pastor, previsor él, traspasó sus acciones al INI, Instituto Nacional de Industria o sea, el Estado Español. La gente del INI se hizo cargo de ASTANO, por más que buscaron soluciones, el mal era estructural, el asunto tenía difícil arreglo.

Después de que los gobiernos de Franco, Arias, Suárez y Calvo Sotelo, tuvieran dormido el problema, cuando no lo agravaron con nuevas contrataciones de personal, con la asunción de los trabajadores de las compañías auxiliares, etc., al final a los socialistas, siempre los socialistas, les tocó coger el toro por los cuernos.

En fin, por ser los hechos conocidos no merecerían más comentarios que destacar, sin embargo no renuncio a decir esto, que no por obvio, deja de ser justo: Los trabajadores, con ser los principales perjudicados, recibieron un trato mejor, por estar en una empresa pública que si siguieran en una privada.

Lo que también digo, es que Ferrol no merece el trato recibido. Todas las promesas cayeron en saco roto. Por su propio origen estatal, Ferrol siempre dependió de decisiones políticas para su desarrollo y esto no se puede olvidar. Se necesita un largo período, para que la iniciativa privada pueda coger el relevo. Este tiempo es imprescindible subvencionarlo, es de justicia. Este pueblo ha dado lo mejor de sí, todos deben tenerlo en cuenta y agradecerlo. ¡Viva Ferrol, mecachis en la mar!.

Resumiendo, se puede decir de ASTANO, como dijeron de la Primera República Española: “Entre todos la mataron y ella sola se murió”.

Pena de País.

Atentamente,

1 comentario:

  1. Estoy de acuerdo con tu exposición, muy filosófica, pero si aquí en Ferrol o en Galicia hubiera políticos de talla en vez de "trepas" y apostan por Astano como en su día Yordi Pujol apostó por la seat en Cataluña, hoy todavía Astano estaría haciendo buques y no en la situación que esta en estos momentos, que es de pena. Pero cada país o región tiene lo que se merece, y no por culpa precisamente de los trabajadores pues estos dimos la talla en todo momento y en todas las circusntancias, tanto laborales como reivindicativas.

    ResponderEliminar

Anímate y expresa tu opinión:

Emoticones