jueves, 6 de mayo de 2004

Monsergas

Nostalgia

José María Aznar LópezMi amigo Esteban, me contó una historia ocurrida en un Registro Civil de este país, no hace mucho.

Parece ser que un buen día, se presentó un caballero a inscribir, en el mismo, a un hijo que acababa de parir su santa esposa.

El tal señor cuando llegó la hora de notificar el nombre, por él que el infante iba a responder el resto de su vida, dijo: Francisco Franco Bahamonde.

La funcionaria a cargo, una vez repuesta de su sorpresa, hizo ver al susodicho que, le podía dar el nombre de Francisco, pero los apellidos debían ser los de los padres, que en este caso eran Martínez y García.

Después de pensarlo un poco, el ciudadano indicó: Póngale usted Claudio. Para añadir a continuación: Ahora nadie me podrá impedir que le llame Claudillo.

Al parecer siguen habitando entre nosotros, nostálgicos de otros tiempos, felizmente superados, en los que la crítica política estaba terminantemente prohibida y el insulto era la moneda corriente a dar al enemigo, tal consideración tenía el opositor político.

Para muestra un botón, mejor dos:

Uno, Acebes a Alonso, con poca caridad cristiana y mucha soberbia, “es usted un miserable”, todo por manifestar que durante el mandato del primero a criterio del segundo, hubo imprevisión política en su gestión.

Ahora resulta que el Amén es la única palabra posible.

¿Qué cree el Sr. Acebes que es la democracia?.

Pero mire usted por donde, el Sr. Aznar ha hecho bueno el comentario de Alonso, al reconocer que habían bajado la guardia en el peliagudo asunto del terrorismo islámico.

Dos, Aznar a Zapatero, “es usted un insolvente”, esto porque sí. Paradoja de la vida, “el insolvente” acaba de dar sopas con onda a su calificador.

¿No va siendo hora que aprendan y se dejen de monsergas?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Anímate y expresa tu opinión:

Emoticones