sábado, 20 de diciembre de 2003

Navidad

Espíritu navideño

Belen

Hoy tengo sentimientos contradictorios, por un lado creo estar alcanzando la paz interior y por otro estas fechas me ponen triste.

Recuerdo que un buen amigo me decía, en Navidad siempre lloro. No podía evitar acordarse de todos los familiares que la vida, mejor la muerte, se fue llevando.

Casi todos nos acordamos de nuestra infancia, despreocupada y protegida, rodeados de la familia, que al fin y al cabo daban sentido a esta celebración.

Con el paso de los años, es posible que aquella ilusión se haya marchitado o todavía la presencia de nuevos seres, aviven los rescoldos y vuelva a brotar la llama del amor.

Deseo seguir alimentando la esperanza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Anímate y expresa tu opinión:

Emoticones