sábado, 20 de diciembre de 2003

Navidad

Espíritu navideño

Belen

Hoy tengo sentimientos contradictorios, por un lado creo estar alcanzando la paz interior y por otro estas fechas me ponen triste.

Recuerdo que un buen amigo me decía, en Navidad siempre lloro. No podía evitar acordarse de todos los familiares que la vida, mejor la muerte, se fue llevando.

Casi todos nos acordamos de nuestra infancia, despreocupada y protegida, rodeados de la familia, que al fin y al cabo daban sentido a esta celebración.

Con el paso de los años, es posible que aquella ilusión se haya marchitado o todavía la presencia de nuevos seres, aviven los rescoldos y vuelva a brotar la llama del amor.

Deseo seguir alimentando la esperanza.

martes, 9 de diciembre de 2003

RAPARIZ, Colegio Academia

Novela por entregas

Modelo de bitácoraHe iniciado la publicación, de mi novela por entregas en Internet:

RAPARIZ, Colegio Academia.

La podeis leer en: http://rapariz.blogspot.com o con este enlace desde esta bitácora.

Me gustaría conocer vuestras opiniones.

ártabro.

martes, 2 de diciembre de 2003

El Triskel Celta

Su magia

Triskel de Santa Tecla, A Guarda, Pontevedra, Galicia, España

Leido en: http://www.esquinamagica.com/revista/caldero/triskel.htm

."...Tu mundo es una esfera sagrada... En su interior cohabitan las tres partes de ti, idénticas en tamaño, pero diferentes en naturaleza. Cada una de estas partes es tu mismo y contiene tu evolución y tu alma." Un texto sagrado que habla sobre la tradición oral de los celtas"....

La Magia del numero tres.

Sabemos que para los celtas el 3 era su numero mágico, y los múltiplos de 3 la consecuencia. Para ellos el 3 era el sí­mbolo de la divinidad. No es de extrañar esto, cuando casi todas las creencias desde oriente hasta Occidente coinciden en el valor mí­stico-divino del 3.

El sí­mbolo celta más representativo de esta manifestación divina estaba en el Triskel.

¿En que consiste realmente el triskel?

Mi tierra Ártabra

LOS HIJOS DE MIL

Torre de Hércules

Partiendo de Escitia, la tribu de los goideles (gaedheal) llegó a la Península Ibérica al mando de Brath.

Aquí combatieron contra los toisona, los bachra y los longbardaid.

Brath tuvo un hijo, Breogán (actualmente figura en el himno gallego) que venció a todas las tribus, a las que consiguió pacificar ("ganó muchas batallas y combates contra las duras tribus españolas").

Fundó la ciudad de Brigantia (La Coruña, aunque hubo otras Brigantias) y el faro, que ahora (y seguramente antes de Breogán, que lo reconstruiría) se llama de Hércules.

Breogán tuvo 10 hijos, uno de los cuales, Bile, le dio un nieto llamado Golam, que fue educado "en todo tipo de sabiduría" y en las artes de la guerra.

Pero cuando llegó a la edad adulta decidió regresar a la tierra de la que partieran sus antepasados. Y "con cuatro barcos y buenos hombres" partió hacia Escitia, pasando por Gatian (Gádir/Cadiz?), las torres de Hércules, Sicilia, los mares Negro y Caspio, hasta llegar a las llanuras escitas, que por entonces estaba gobernada por el rey Reffloir.

El recibimiento fue caluroso y el rey quiso que Golam se casase con su hija Seng, con la que tuvo dos hijos: Eremon y Eber Donn. Pero con el tiempo, Golam llegó a gozar de más popularidad que el propio rey, lo que causó la envidia de este, que acabó retándolo a un duelo. Tras vencerlo, Golam se fue con los suyos, incluidos sus hijos, navegando por las costas de Asia hasta llegar a Egipto.

lunes, 1 de diciembre de 2003

Pablo Iglesias Posse

En recuerdo a su memoria:

Pablo Iglesias PosseDe ascendencia humilde y tipógrafo de profesión, funda en Madrid en 1879 el Partido Socialista Obrero Español. Director del periódico "El Socialista" y presidente de la Unión General de Trabajadores. En 1910 será el primer diputado socialista que entre en el Parlamento español. Fue una de las figuras más destacadas del movimiento obrero.

Nace en la calle San Nicolás, en el popular barrio de Esteiro de Ferrol, el 18 de octubre de 1850. Su padre era peón municipal. Paulino, como le llamaban familiarmente, asiste a la escuela desde los seis hasta los nueve años, momento en el que muere su padre y se traslada a vivir a Madrid en compañía de su madre y de su hermano menor. Hacen el viaje a pie y tirando de un pequeño carromato en el que llevan los pocos bártulos con los que cuentan. En la capital, la madre tiene que pedir limosna e ingresa a los dos hijos en el Hospicio de San Fernando. Allí acaba los estudios primarios y elige el curso de tipógrafo. Con las propinas que recoge como repartidor comienza su afición por la lectura y por el teatro. Cuando tiene doce años huye del hospicio para trabajar al lado de su madre. Ejerce su profesión en diferentes imprentas, mejorando poco a poco su salario. Lo echan por sumarse a una huelga y de nuevo sufre el paro, la miseria y la desgracia, pues su hermano muere de tuberculosis. Asiste a clases nocturnas y aprende francés, que le sirve para leer las obras de algunos clásicos de la ciencia política y, más adelante, para realizar algunas traducciones de los socialistas franceses y entenderse en los congresos internacionales en los que participa.

MENCIÑEIROS

Leido en un foro

MenciñeirosCaradhras 22/11/2003
Sección: artículos generales
Información publicada por: Caradhras

El menciñeiro ha jugado un papel relevante en la salud de los habitantes de las zonas rurales gallegas. Sus mencinhas han contribuido a mejorar las difíciles condiciones de vida en el campo desde tiempos inmemoriales. "Mencinha" es una palabra popular que alude exclusivamente a un tipo de curandero en cuya persona se da cita un complejo abanico de métodos de sanación que abarcan desde la imposición de manos hasta la clarividencia y, por supuesto, la elaboración de medicinas siguiendo los patrones tradicionales de esta alternativa curativa. En gallego popular, la mencinha es el remedio recetado por el curandero y la medicina, el elaborado químico prescrito por el médico convencional.

Algunos menciñeiros de principio de siglo han pasado a la memoria histórica gallega gracias, precisamente, a Cunqueiro. Mantenedores de secretos curativos inexplicables, formaron parte de una generación irrepetible y que algunos investigadores denominan la vieja escuela.

Para García Sabadell, el mal menciñeiro es un hombre envuelto en sus propios egoísmos y ambiciones, sin ciencia adivinatoria alguna y que se deja seducir por el éxito.