domingo, 30 de noviembre de 2003

El Camino Inglés

El Camino Inglés a Santiago de Compostela

Camino InglésDesde los lejanos puertos del Báltico, de los Países Escandinavos, de las ciudades hanseáticas, británicas e irlandesas, de los Países Bajos, Flandes y el norte de Francia, llegaban peregrinos por mar a Galicia. Se conoce muy bien la navegación desde los puertos ingleses (Bristol, Plymouth, Southampton) hasta Galicia (Noia, Muros, Padrón, Baiona, A Coruña, Neda) y el embarque de peregrinos, masivo al finalizar la Guerra de los 100 Años. Con buen viento se tardaba sólo entre 4 días y una semana.

GALICIA, los puertos del Golfo Artabro acogen a la mayor pone de los romeros en los s. XIV y XV. En el año Santo de 1434 desembarcaron casi 3.000 peregrinos ingleses tan sólo en A Coruña. Los Public Records Office ofrecen abundante documentación de la peregrinación inglesa.

De Neda, al lado del monasterio de S. Martiño de Xubia y con bastante actividad en el s. XIV, se encaminaban los peregrinos a Barallobre y Pontedeume, con un espectacular puente de 79 arcos construido en 1380 por Fernán Pérez de Andrade En el centro tenía una capilla y hospital con 12 camas.

Betanzos, capital de As Mariñas, está llena de recuerdos de los Andrade en su compacto conjunto monumental, con los sepulcros de la nobleza gallega entre los que destaca el de Andrade "O Bó" (iglesia de S. Francisco). Otros templos de interés son Sta. María de Azogue y el de Santiago con el apóstol caballero librando a los cristianos del ultrajante tributo de las 100 doncellas en su portada. El outeiro que antes ocupó un castro domina el panorama de las marismas, de gran riqueza vegetal y zoológica.

Por Sta. María de Cuiña, románica con pinturas murales, el monasterio de Cines y la fortaleza de Mesía, se llega a Calle, donde enlaza con el camino procedente de A Coruña.

El puerto de A Coruña acabó absorbiendo la casi totalidad de la peregrinación por mar. La ciudad que siempre fue de realengo, conserva la Colegiata de Sta. María y la iglesia de Santiago con tres estatuas medievales del apóstol. En la zona portuaria se reflejan sus características galerías que le han dado el sobrenombre de la ciudad de cristal.

Bordeando la ría se encuentro la vieja encomienda templaria de Burgo de Faro con una iglesia románico dedicado al apóstol y el antiguo monasterio de Cambre; Carral, Calle, Oroso y Sigüeiro nos dejan en Santiago de Compostela, después de cruzar las onduladas tierras de Ordes. En San Ceatano una escultura broncínea de Acuña, representa al viejo peregrino con los brazos abiertos manifestando la satisfacción por entrar al fin en la ciudad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Anímate y expresa tu opinión:

Emoticones