jueves, 8 de diciembre de 2016

De la patria

¿Cómo se hace patria?

En esta España nuestra existe un tipo de persona que, prefiere la confrontación antes que el acuerdo. Les parece que acordar es dar el brazo a torcer y eso jamás, piensan. Consideran que su pensamiento es el único válido y todo aquel que se atreve a discrepar es un resentido social o defiende intereses inconfesables.

Pocas veces se le ocurre ponerse en la piel del otro y mucho menos analizar los acontecimientos intentando comprenderlos desde otra perspectiva. Así lo hemos visto en nuestra historia reciente y, parece, que esa mentalidad es la única que manejamos.

Utilizar el sentimiento patriota, confundiendo asentimiento con obligación, no deja de ser un error de principio.

La patria a la que uno pertenece o quiere pertenecer no puede ser una madrastra impuesta por un mal matrimonio, ésta se tiene que ganar el cariño y el aprecio de sus hijos con sus actos. Y muchos utilizan esa figura como arma arrojadiza, en vez de consolidar un lugar de encuentro y acogida de todos. Así es muy difícil que te quieran.

martes, 8 de noviembre de 2016

De los nacionalismos

Cuando se mezcla sentimientos y razón

España

El panorama político español, actualmente, anda muy revuelto por varias causas:

El personal quiere vivir cada vez mejor, no desea empobrecerse día a día (verdad de Perogrullo).

La especulación ha destrozado cualquier intento de industrialización y desarrollo, toda vez que es mucho más fácil especular que crear algo (que lleva mucho tiempo y esfuerzo) y como lo que se quiere conseguir es dinero, nada más sencillo que aumentar el precio de las cosas de manera artificial.

Así que, ahora, nos encontramos en un país sumido en las consecuencias de un período especulativo, no productivo, sin expectativas de cambio en la situación, lo que genera mucha frustración y desesperanza colectiva. Caldo de cultivo para la aparición de demagogos salvadores.

Por otra parte, siguen vigentes los viejos demonios familiares, no se ha dado solución adecuada a las aspiraciones de autogobierno de, sobre todo, Cataluña. Más bien se ha jugado al enfrentamiento, para así conseguir réditos electorales en otras partes de España.

La irresponsabilidad, en tal proceder, es atribuible al Partido Popular y en buena medida a determinados elementos del PSOE que, se han sumado a esta vía de la confrontación, en lugar de utilizar el dialogo en la aplicación de las políticas. Que desde Cataluña se ha tenido su cuota parte, es cierto, pero más bien ha sido una reacción a quienes iniciaron un proceso re-centralizador a las bravas.

La prueba, es el grado de independentistas declarados antes y después de Rajoy en el Gobierno de España. Su número ha crecido de forma exponencial.

Esta guerra de trincheras entre unos nacionalistas españoles y los otros nacionalistas catalanes, electoralmente, parece que interesa a quienes quieren seguir con su idea de España, como un estado monolítico, y la de aquellos otros que no están dispuestos a tragar con esa concepción. Y en medias, el resto de españoles, atónitos, ante tamaño descalabro.

¿Para cuándo un poco de sensatez?

jueves, 3 de noviembre de 2016

Resultados electorales del PSOE

No todo es como lo pintan

Mucho se ha hablado, últimamente, sobre la responsabilidad de Pedro Sánchez en los resultados electorales del PSOE. A continuación se muestra un cuadro ilustrativo sobre los resultados electorales del PSOE en las distintas Comunidades Autónomas, que gobierna actualmente:


Que cada uno saque sus propias conclusiones. Lo que no tiene discusión es la progresiva caída del electorado socialista, mucho antes de que Pedro Sánchez se hiciera cargo de la Secretaría General del PSOE. Ahora, ¿a quién le endosan el muerto?

domingo, 30 de octubre de 2016

De primarias, nada

Quien piense en primarias en el PSOE, que se vaya olvidando

PSOE
Este es el mensaje que se está transmitiendo desde personas afines a la gestora del PSOE, es decir: Se convocará un Congreso, cuando los ánimos estén más calmados y, naturalmente, cuando se tenga la seguridad de ganarlo para las tesis de los nuevos dirigentes. Así que, se volverá a convocar un Congreso de delegados, quienes elegirán al nuevo/a Secretario/a General y la correspondiente Comisión Ejecutiva Federal. Todo según la tradición del PSOE, dicen.

La campaña emprendida por Pedro Sánchez, para que los militantes voten a su nuevo Secretario General, parece condenada al fracaso, a menos que se produzca una rebelión interna, extremo harto complicado a tenor del control draconiano que mantienen sobre los órganos de decisión.

Quieren tener todo atado y bien atado, para que no haya sorpresa en la elección. Lo que no deja de tener su razón, después de haber hecho lo que todo el mundo ha visto.

Cualquier camino de refundación o evolución, será cortado en seco. Como ya se empieza a vislumbrar en el horizonte, con sus medidas recientes.

Se propugna un PSOE fuertemente centralizado y conservador y eso va a ser porque creen que las viejas fórmulas son las que funcionan. Piensan que si así lo hicieron hasta ahora, ¿por qué no va a funcionar en el futuro?

No quieren reconocer que los tiempos han cambiado, que la sociedad española pide ya otro modelo de representación, creen que es una moda pasajera y como tal tratan de no seguirla.

Le tienen pánico a la democracia directa, por no garantizar que estos dirigentes sean los escogidos para dirigir el PSOE en un futuro próximo.

Luego, cosa más elemental que no arriesgarse.

domingo, 23 de octubre de 2016

La trampa saducea

Te puedes desprestigiar, para que después te rematen

PSOE
En el PSOE ha triunfado la tesis favorable a la abstención en el Congreso de los Diputados, para que Mariano Rajoy pueda formar gobierno, otra vez.

Dicen que lo hacen por responsabilidad hacia España, de los españoles nada dicen, yo lo que creo es que, a la vista del camino cuesta abajo que se encuentran ante la opinión pública, no quieren someterse a otras elecciones generales de muy incierto futuro. El destrozo podría ser mayor que los dos últimos.

A eso es lo que realmente se le tiene pavor. Lo de España y la responsabilidad propia, no deja de ser un cuento chino.

Lo que parece que no tienen en cuenta es: Mariano Rajoy será investido Presidente del Gobierno de España, con la abstención del PSOE y dentro de un año ante las previsibles dificultades para sacar adelante sus proyectos, se someterá a una moción de confianza que perderá, para a continuación convocar elecciones aduciendo la falta de colaboración de las otras fuerzas políticas.

¿Qué hará entonces el PSOE? Sin proyecto, sin unidad interna, sin líder creíble, sin prestigio, solo con las viejas glorias ansiosas por ocupar primer plano. Será barrido por la abstención y por otras formaciones que tengan la inteligencia de presentar un proyecto de cambio de políticas.

Los partidos políticos tienen que tener utilidad social, quien deja de tenerla y solo se preocupa de sus sillones y olvida su papel en la Sociedad, es condenado a la irrelevancia.

Ellos solos, con sus anteriores políticas, se han buscado la ruina. Cuando dejaron de representar los intereses de las clases populares españolas, para entregarse a políticas neo-liberales, cuando se han olvidado del pueblo para preocuparse más de su propio enriquecimiento personal, traicionando todo lo que el PSOE representaba ante los españoles, en fin, cuando se les cayó la careta socialista que mantenían pese a sus muchos errores, mucha gente se ha visto traicionada en lo más profundo.

Han abortado una corriente, en su seno, que quería renovar unas estructuras apolilladas, para retroceder en el tiempo y negar cualquier camino nuevo que diera al PSOE un impulso social en los momentos presentes y de cara a los próximos años, que se antojan muy difíciles.

Han vendido su ideología por un plato de lentejas.

Ahora, ¿qué esperanza de regeneración y cambio político nos queda?